Las soluciones ACO para Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS), máxima innovación y eficiencia

Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS) de ACO
(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 103)

Las consecuencias del cambio climático plantean cada vez más retos en el campo urbanístico y arquitectónico que deben afrontarse mediante el uso de soluciones innovadoras y respetuosas con el medioambiente. La marca ACO trabaja para gestionar el agua de forma eficiente y es por ello que cuenta con las soluciones más efectivas, así como con un equipo técnico experto en el diseño y la instalación de Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS) y en la elaboración de planes de gestión de escorrentía urbana.

La escasez de recursos hídricos como consecuencia del cambio climático, el crecimiento de las ciudades y su masiva pavimentación plantean cada vez más retos, como el aumento de arrastres, la dilución de contaminantes y el peligro de inundaciones urbanas, que provocan pérdidas económicas y ponen en riesgo la seguridad de los ciudadanos. Ante este escenario, es necesario que la gestión del agua de la que disponemos sea óptima y eficiente. Por esta razón, ACO cuenta con un equipo de expertos especializados en el asesoramiento y el diseño de Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible, también conocidos como SUDS. Los SUDS son técnicas de gestión de aguas pluviales y planeamiento urbano que pretenden imitar procesos hidrológicos previos al desarrollo urbanístico, controlando así la escorrentía en las ciudades. Con la instalación de SUDS, se obtienen soluciones de gestión integrada del ciclo del agua estrechamente ligadas a la protección medioambiental de las aguas receptoras. Esto se consigue debido a que los SUDS pueden reducir la cantidad de agua que llega a los colectores públicos (que cada vez resultan más insuficientes), y también ayudan a mejorar la calidad del agua vertida al medio natural.

Gracias al diseño y a la instalación de SUDS, las ciudades son cada vez más permeables y respetuosas con el medio natural ya que, para su instalación, se crean nuevas zonas verdes y se utilizan materiales filtrantes como capas granulares, geotextiles y celdas drenantes, que preservan la calidad del agua recogida. De esta forma, se logra también tratar la escorrentía pluvial urbana ya que, mediante la filtración, se reduce la carga contaminante producida por la actividad humana. En consecuencia, los SUDS resultan también una apuesta por la economía circular en el ciclo urbano del agua: al captar y gestionar este recurso preservando y/o restaurando su calidad, se le pueden dar nuevos usos, tales como tareas de riego y baldeo, recargar inodoros e incluso alimentar los acuíferos de forma natural.

Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS) de ACO - 2
Gracias a los SUDS, las ciudades modernas pueden ser cada vez más seguras, permeables y respetuosas con el medioambiente.

Sistemas ACO para SUDS, una solución para cada necesidad

Con el objetivo de reproducir los procesos hidrológicos naturales, en el diseño de los SUDS se permite la combinación de diferentes etapas, técnicas y procesos aplicables que forman parte del ciclo del agua. Para llevar a cabo el drenaje de aguas pluviales y superficiales, se emplean diferentes equipos estabilizadores de suelo como Grass Grid y Gravel Grid que posibilitan su infiltración, así como sumideros y canales como Qmax, un sistema de ACO que destaca por su capacidad de retención y acumulación dentro de su misma estructura. A la hora de asegurar la calidad del agua recogida, esta debe ser pretratada y depurada a partir del uso de sistemas de filtración y sedimentación. Las aguas recogidas pueden contener aceites minerales o lubricantes ligeros, por lo que se recomienda la instalación de separadores de hidrocarburos como Oleopass, que puede fabricarse para ser enterrado tanto en formato vertical como horizontal. Con la finalidad de disminuir y controlar los niveles de escorrentía, se propone el uso de sistemas de infiltración y atenuación como los tanques de tormenta Stormbrixx que, dependiendo del tipo de proyecto, son capaces de reintroducir el agua gradualmente en el terreno para alimentar los acuíferos de forma natural, así como también pueden laminar las puntas de precipitación para evitar la sobrecarga de la red pública de saneamiento. Asimismo, el diseño y la instalación de SUDS promueven el aprovechamiento y la reutilización de las aguas recogidas incluso en espacios como tejados. Esto se consigue gracias a la transferencia del agua hacia una serie de circuitos y sistemas como los depósitos de recuperación de aguas pluviales con filtro integrado DRP, que la filtran, la tratan y la almacenan de forma adecuada.

El concepto ACO WaterCycle abarca todas las fases de la planificación del drenaje, la gestión, el tratamiento y, posteriormente, la reutilización del agua. Dentro de este ciclo, tienen cabida los SUDS para el aprovechamiento, la biofiltración (filtración física y la depuración biológica mediante biomasa en soporte físico), el tratamiento (separación de agentes contaminantes), el almacenamiento, la infiltración (celdas soterradas) y la regulación de caudal (evacuación controlada de agua).

Procesos y aplicaciones SUDS para la gestión eficiente del agua

A la hora de diseñar SUDS es necesario tener en cuenta tanto las características de pluviometría e hidrología de la zona como los objetivos y las necesidades presentes en cada proyecto. Entre los procesos aplicables de los SUDS, destaca el de la regeneración y reutilización de aguas pluviales, otorgándole así una segunda vida a este recurso tan escaso como necesario. Para conseguir que el agua alcance los niveles de calidad requeridos para su reutilización y para devolverla al medioambiente en las mejores condiciones posibles, esta debe ser tratada empleando una serie de sistemas de pretratamiento y depuración capaces de separar y eliminar aceites contaminantes y partículas sólidas en suspensión.

Por otra parte, los tanques de tormenta que se utilizan en los SUDS actúan como elementos de infiltración, reintroduciendo el agua de la lluvia en el terreno de forma natural, así como también pueden utilizarse como elementos de atenuación, laminando las puntas de precipitación para evitar sobrecargar las redes públicas de saneamiento. De hecho, la instalación de tanques de tormenta y de estaciones de bombeo regula los caudales, lo que evita colapsos e inundaciones urbanas. Asimismo, los SUDS permiten la retención de partículas contaminantes presentes en el agua superficial mediante un medio poroso biológico (biofiltración), cuya efectividad dependerá de la densidad de la vegetación plantada.

www.aco.es