Sistema de detección de fauna de Lacroix

Sistema de detección de fauna de Lacroix

El sistema de detección de fauna de Lacroix ha sido la solución instalada por la Diputación de Tarragona para aumentar la seguridad del tramo de carretera donde se producen más accidentes con fauna salvaje de toda su red. Se ha instalado entre dos puntos de la carretera TV-2126, que discurre entre los términos municipales de Bellvei y Calafell, en la comarca del Bajo Penedés.

La solución permite detectar cuando los animales invaden la carretera, grabando y registrando el momento, e informar a quienes circulan en la vía de la inminente presencia de animales. El sistema de detección de fauna destaca porque va a reducir la siniestralidad, una vez que las personas usuarias están sobre aviso, y también protege el paso natural de los animales. De esta forma se preservan los corredores biológicos que conectan áreas de biodiversidad separadas por barreras creadas por el ser humano.

La actuación responde a un problema que ha crecido en Cataluña un 124,3% respecto a 2016, con todo lo que conlleva en víctimas, daños a vehículos, inversión de recursos públicos, etc. La división de Trànsit de los Mossos d’Esquadra, afirma que 1 de cada 3 accidentes que se producen en Cataluña está relacionado con el paso de fauna salvaje (el 29%). Indica que en 2022 se produjeron en Tarragona en 828 accidentes con animales, el 91% de ellos con jabalíes.

La innovación del sistema de detección de fauna instalado en Tarragona está en su enfoque medioambiental. No solo porque no es invasivo, sino porque cuenta con una plataforma que permite registrar y analizar datos muy útiles para la gestión territorial.

Está funcionando con éxito en más de 50 puntos en Europa, donde la solución de Lacroix ha reducido en un 75% la siniestralidad y ha logrado restaurar la continuidad de los corredores biológicos.

Aumentar la seguridad

La solución conectada de Lacroix incluye un sistema de detección, un sistema de alerta y una plataforma que permite la recogida y el análisis de todos los datos.

El sistema de detección está dotado de una cámara autónoma e inteligente que se activa cuando los animales invaden la calzada, en un radio de 150 m, y graba imágenes del momento. En el instante en que se produce esta presencia, se encienden las alertas luminosas en los paneles dinámicos ubicados a bastante distancia del punto en ambas direcciones de la vía. Todo el perímetro del panel se ilumina con led y se muestra un texto e imagen muy visibles, llamando la atención de quienes circulan para que tomen precauciones ante la presencia de animales.

Dado que se graba el momento en el que se produce el paso, quedan registradas todas las evidencias de lo que sucede en la carretera: qué animales pasan, si hay cambios de comportamiento en los conductores, etc. algo esencial para la comprobación de los hechos.

Se trata de una solución móvil con un coste mínimo de instalación e ingeniería civil. Los sistemas de detección y alerta van sobre soportes de seguridad muy fáciles de colocar. Cuentan con suministro de energía solar y comunicación por radio LoRa, por lo que se pueden instalar en lugares con baja cobertura eléctrica y de telecomunicaciones.

Protección del paso y de la biodiversidad

La solución no es invasiva, por lo que no interrumpe ni disuade el paso de los animales por su ruta natural, lo que contribuye a mantener la continuidad ecológica del área y el respeto a la biodiversidad.

La plataforma de gestión avanzada LX Connect permite recoger y analizar datos para un seguimiento exhaustivo del comportamiento de la fauna. Aporta herramientas muy útiles para el ordenamiento territorial. Dispone de un registro estadístico que posibilita analizar las horas de paso, clasificar los animales y estudiar su comportamiento, controlar la mortalidad asociada…etc. constituyendo una base de datos de observación de animales muy completa, con vídeos incluidos. Esto es especialmente valioso en los casos de especies protegidas, por toda la información que puede aportar.