Reforma de unas pistas deportivas en Colegio Claret en Gran Canaria

Reforma de unas pistas deportivas en Colegio Claret en Gran Canaria

Desde hace poco tiempo los estudiantes del Colegio Claret, en Las Palmas de Gran Canaria, han vuelto a disfrutar de la práctica del deporte gracias a la rehabilitación de sus pistas exteriores, que habían sufrido un importante deterioro a causa de las filtraciones que proceden del subsuelo y de las fisuraciones propias de este tipo de superficies.

Con el paso del tiempo, las superficies de las pistas deportivas sufren diferentes patologías derivadas del lógico desgaste por su uso diario y la exposición a las inclemencias meteorológicas debido a su localización exterior.

Para llevar a cabo la rehabilitación de las canchas deportivas, la empresa especializada C.P.I, intervino sobre los 5.800 m2 que conforman la superficie exterior en tres fases.

“Durante la primera fase se procedió a la reparación de las fisuras y el rebacheo. Para ello se utilizó una capa impermeable de poliurea en caliente. En una segunda fase, se ejecutó el acabado con sistema deportivo TNS de MAPEI. Y, para terminar, ya en una tercera operación, se realizaron los marcajes deportivos”, explica la compañía en un vídeo muy ilustrativo.

Características de la obra

La regularización de la superficie, el saleo de juntas, el rebacheo, el saneo de canalizaciones de agua, la aplicación de un sistema impermeable de poliurea y el acabado en sistema de pavimento de resinas deportivas en toda la superficie deportiva son algunas de las principales acciones que se realizaron para ejecutar con éxito esta rehabilitación.

Concretamente, el tratamiento consistió fundamentalmente en la preparación del soporte, el lijado superficial y el sellado de fisuras con resinas epoxi, explican desde la empresa integrada en AIFIm (Asociación Ibérica de Fabricantes de Impermeabilización).

Se trata de una impermeabilización a través de un sistema mixto con poliurea y acabado en pavimentos de resinas deportivas.

La instalación del sistema consistió en la aplicación de imprimación epoxi y la posterior aplicación de membrana de poliurea híbrida. Sobre esta impermeabilización, extendida en 4.500 m2, se ejecutó un acabado deportivo con sistema TNS para poder seguir dotando a las pistas de su funcionalidad.

Reforma de unas pistas deportivas en Colegio Claret en Gran Canaria - 2

Productos líquidos

“Las membranas líquidas, como son las poliureas o el epoxi utilizados, son materiales que permiten resolver de forma más sencilla los puntos singulares y las geometrías complejas, quedando totalmente adheridas al soporte”, apuntan desde AIFIm.

Su aplicación es, además, simple, muy similar a como se haría con una pintura, de manera que una vez que se seca crea una membrana elástica con alta capacidad impermeabilizante.

No obstante, estas obras de rehabilitación no están exentas de la posibilidad de que se presenten problemas en su ejecución.

Por ello, desde esta asociación aconsejan que, a la hora de elegir un material u otro, se tenga en cuenta la zona concreta sobre la que se va a aplicar, su compatibilidad con el resto de materiales constructivos empleados, así como el rango de temperaturas al que estarán sometidas.

En el caso de las membranas líquidas, AIFIm recomienda optar por materiales de comprobada calidad y vigilar que la instalación se hace de forma correcta. El caso de éxito más reciente lo encontramos en esta obra de referencia, la rehabilitación de las pistas deportivas del colegio canario Claret.

“Para aplicar con éxito estas membranas, la profesionalidad de los técnicos, que siguen las instrucciones del fabricante, es uno de los aspectos vitales para conseguir una impermeabilización duradera y capaz de proteger a las pistas deportivas, como es el caso, o de otras superficies y edificios, de daños producidos por las filtraciones de agua”, finalizan en AIFIm.

Con una adecuada impermeabilización se contribuye también a la sostenibilidad de los centros deportivos, en los que, si bien no se busca tanto mejorar el confort cuando se trata de pistas exteriores, sí se consigue evitar que el agua se filtre y sea origen de patologías o, incluso, siniestros. De ahí que, además de aplicar correctamente los productos, y ejecutar bien la instalación, sea muy importante llevar a cabo un mantenimiento regular de las instalaciones.