Referencia de obra: Dos Molinos de Agua, de las salinas de Janubio, en Yaiza-Lanzarote

Molinos de Agua, de las salinas de Janubio, en Yaiza-Lanzarote
(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 102)

Importante rehabilitación de dos molinos de agua en las salinas más extensas de Lanzarote, las cuales aún hoy en día siguen activas gracias al apoyo de la UE, que las declaró espacio natural protegido.

Molinos de Agua, de las salinas de Janubio, en Yaiza-Lanzarote - 1

Antecedentes de la Obra

La demarcación de Costas de Canarias autorizó la ocupación del dominio público marítimo-terrestre con el proyecto básico de restauración, consolidación y mejora de la seguridad de dos molinos de agua en la zona de Janubio. Una vez restaurados, los molinos se han incorporado al itinerario de visitas guiadas que tienen lugar en ese espacio y que son organizadas por Salinas de Janubio.

Molinos de Agua, de las salinas de Janubio, en Yaiza-Lanzarote - 2

Proceso de ejecución:

Para el tratamiento de juntas y recuperación de volúmenes, era necesario eliminar mediante medios mecánicos todo el mortero que está en fase de desprendimiento. Se realizó un hidrolavado del soporte a baja presión con agua dulce abundante con la finalidad de eliminar partes incoherentes, microorganismos y sales disueltas que pudieran afectar al conjunto de la restauración. Para la reconstrucción de llagas y realización de nuevos muros de mampostería, se realizó con MAPE-ANTIQUE ALLETTAMENTO, mortero de albañilería resistente a las sales, a base de cal hidráulica natural y Eco-Puzolana, para el retacado y la formación de juntas de albañilería a “cara vista”. Una vez realizada la preparación del soporte, y asegurando que hubiera una limpieza adecuada, se procedió a la consolidación de la superficie. Se aplicó el CONSOLIDANTE 8020, consolidante en disolvente de tipo reversible. mediante brocha y rodillo.

Para la protección de elementos se eliminó de la superficie a tratar la suciedad, polvo, eflorescencias salinas, musgo y todo aquello que impidiera la penetración del producto en profundidad. Después, se aplicó ANTIPLUVIOL S, impregnador hidrorrepelente, en las superficies ya secas, mediante bochas y rodillos, hasta saturación. Se aplicaron dos capas con dos horas de diferencia entre cada una. Para la realización de las zapatas (base para pasarelas) se utilizó el mortero de reparación fluido MAPEGROUT COLABILE, mortero fibrorreforzado, de retracción controlada, para la reparación del hormigón. En zonas con oxidación de armaduras, se hizo la preparación del soporte mediante demolición mecánica del hormigón deteriorado, hasta que consiguió una superficie rugosa y mecánicamente resistente.

Molinos de Agua, de las salinas de Janubio, en Yaiza-Lanzarote - 3

Después, se hizo una limpieza por chorro de arena de las armaduras hasta dejarlas brillantes. Posteriormente, se aplicó con brocha MAPEFER 1K, mortero cementoso anticorrosivo monocomponente, para la protección de los hierros de las armaduras. Antes de proceder a la reconstrucción del hormigón se hizo un saturado del soporte con agua. Una vez seco se proyectó con máquina el mortero cementoso fibrorreforzado monocomponente trixotrópico, de retracción compensada, resistente a los sulfatos MAPEGROUT EASY FLOW.

Por último, se eliminaron los elementos estructurales que sostenían los mecanismos del molino y se rehicieron empleando el mortero para revoques transpirables de cal hidráulica natural y Eco-Puzolana, MAPE-ANTIQUE STRUTTURALE NHL si la aplicación era manual, y empleando MAPE-ANTIQUE COLABILE si la aplicación era por vertido.

Molinos de Agua, de las salinas de Janubio, en Yaiza-Lanzarote - 4