Nueva herramienta de Arson Metering para detectar fugas de agua

Nueva herramienta de Arson Metering para detectar fugas de agua

Invierte 200.000€ en desarrollar nuevas herramientas para el ahorro de agua, como la detección acústica para visualizar los puntos de fugas en la red general de suministro

Arson Metering ha desarrollado su tecnología de telelectura de contadores con herramientas avanzadas para el ahorro de agua. La firma vizcaína ha invertido un año y medio de trabajo y más de 200.000€ en integrar sistemas de detección acústica de fugas y de gestión de presiones, que van a permitir un mayor aprovechamiento del agua y un control más eficiente de la red de suministro. Además, se ha incorporado una funcionalidad social enfocada a la seguridad de personas mayores que viven solas.

Las novedades responden a la necesidad urgente de aumentar el rendimiento del agua disponible en los municipios en el actual contexto de escasez. El fin es atajar el problema del Agua No Registrada. En esta categoría entra toda el agua que se consume, pero ni se controla, ni se factura, ya sea porque se escapa en fugas, por averías o fraudes.

En España la red hidráulica es muy antigua, por lo que es primordial hacer un esfuerzo extra en detectar todas las posibles fugas o averías que pueda haber”, afirma Amador Martínez, gerente de Arson Metering. Según los cálculos de la firma el alcance del agua no registrada puede llegar, en casos extremos, hasta el 40% del total, en muchos casos por pérdidas.

Estos nuevos desarrollos aportan un nivel mayor de control del suministro de agua en el Centro de Control de Datos de Arson Metering, que vela por el buen funcionamiento de las instalaciones. La firma gestiona la red de suministro de agua de más de 200 municipios de España, Italia, Francia, Grecia y Latinoamérica, principalmente, y más de 400.000 contadores de agua, siendo su sistema de telelectura uno de los más fiables, al proporcionar el 100% de los datos de los contadores de cada ciudad.

Detección acústica de fugas de agua

El principal hito que ha logrado el equipo de Arson Metering es integrar los actuales sistemas de detección acústica, ya conocidos, con los datos de consumo horario de los contadores de agua, correlacionando los datos de manera eficaz y sencilla. Este sistema funciona a través de sensores que pueden detectar escapes en la red general.

El sistema que ha incorporado Arson Metering se basa en unos sensores acústicos colocados en puntos estratégicos de las canalizaciones e integrados en la red de telelectura. Estos sensores transmiten mediante tecnología LoRaWAN el sonido del entorno. Este sonido se filtra para eliminar los ruidos y quedarse con la frecuencia sonora de las fugas. Cuando se detecta esa frecuencia, dependiendo de cómo llega la señal, el nivel del ruido, amplitud, etc. se visualiza en ese punto un área de actuación marcado por múltiples factores como el material de las tuberías. En función de las áreas que se visualizan en el sistema de información geográfica -GIS- de la red de suministro se puede prever dónde se encuentra una fisura en una tubería.

La gran ventaja tecnológica es comparar y contrastar los datos de los sensores con los datos de los consumos en tiempo real de la instalación mediante “un click”, permitiendo discriminar los consumos medidos de las fugas no registradas.

Arson Metering ha colaborado con los fabricantes de sensores y contadores, que ya han integrado con éxito esta funcionalidad de detección acústica y comunicaciones LoRaWAN, de forma que, si se coloca al menos uno de estos contadores o sensores en un edificio, sirva también para detección en el interior de la acometida privada.

Es un desarrollo muy innovador, que hasta ahora no se había incorporado en un sistema de telelectura de contadores y aporta una buena solución a un problema que tienen todos los municipios, que es acabar con las pérdidas de agua.”

La funcionalidad ya está incorporada en su sistema de telelectura AquaCity y se pondrá en marcha próximamente en las primeras instalaciones.

Presión de las bocas de incendios

Arson Metering también ha desarrollado un sistema que permite visualizar y gestionar las presiones de las bocas de incendios, mediante la instalación de detectores de presión. Con ello se tiene en todo momento la información de la presión de agua en estos puntos críticos, con un doble fin. Por un lado, para ponerla a disposición de los parques de bomberos y que puedan comprobar la disponibilidad cuando reciben un aviso. Por otro, para poder ajustar los niveles de presión de agua durante la noche, cuando hay menor consumo y aumenta la presión que aguantan las tuberías de la red de suministro, con el consiguiente aumento de riesgo de fugas. Con ello se puede evitar grandes pérdidas de agua.

Alertas por falta de consumo

La tercera funcionalidad que ha desarrollado Arson Metering tiene un enfoque más social y va a encaminada a la protección de las personas mayores que viven solas, como un servicio de valor añadido a la ciudadanía. A partir de la información que tienen los ayuntamientos, se crean grupos específicos de contadores configurando diferentes alarmas de seguridad que permiten hacer un seguimiento más concreto de excesos de consumo o la falta de él. Por ejemplo, si se detecta que en alguno de los contadores de esos grupos no ha habido consumo de agua en 48 horas, los servicios sociales del ayuntamiento pueden avisar a los familiares del abonado o abonada y tomen las correspondientes medidas.

El objetivo de esta tecnología es, principalmente, aprovechar más y mejor el agua a través de la gestión digital, detectando fugas, averías y otras anomalías, pero también se aportan otros servicios de valor añadido a la ciudadanía”, comenta Amador Martínez, gerente de Arson Metering.