La seguridad como máxima prioridad en obras públicas

La seguridad como máxima prioridad en obras públicas
(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 101)

Los detectores de cables se han convertido en aliados imprescindibles para la seguridad en obras que comprendan la ejecución de excavaciones.

Afortunadamente, el número de accidentes provocados por el contacto con cables con tensión durante la ejecución de zanjas o perforaciones ha disminuido de forma muy importante en los últimos años.

Las razones de la mejora de los índices de accidentalidad están obviamente en la implantación de medidas de prevención y en la formación del personal acordes con los riesgos de cada tipo de actividad. Adicionalmente, el empleo de equipos de prevención de tipo activo incrementa el nivel de seguridad, minimizando los riesgos de accidente en las obras.

Entre estos dispositivos de tipo activo para la prevención de percances, los detectores de cables enterrados destacan porque su uso permite evitar accidentes que pueden tener graves consecuencias para la salud de los operarios.

En efecto, los detectores de cables se han convertido en aliados imprescindibles para las empresas encargadas de obras que comprendan la ejecución de excavaciones. Estos dispositivos son capaces de localizar con precisión la ubicación de cables eléctricos, tuberías de agua, gas y otros servicios subterráneos, lo que permite evitar accidentes y daños no deseados durante la ejecución de dichas obras.

La seguridad como máxima prioridad en obras públicas -1

Seguridad y prevención con los detectores de cables de Mejoras Energéticas

Entre estas tecnologías disponibles, se puede destacar la gama de detectores XL4 ofrecidos por Mejoras Energéticas y TECSAN.

Los detectores XL4 pertenecen a la categoría CAT (Cable Avoidance Tool), herramienta profesional específica para la detección y localización de cables, tuberías y tapas de registro enterradas. Éstos incorporan características que hacen posible una detección más fiable, incluso en condiciones