La reconstrucción de Notre-Dame recibe la certificación de proyectos PEFC

La reconstrucción de Notre-Dame recibe la certificación PEFC

La reconstrucción de Notre-Dame de París recibe la certificación de proyectos PEFC que garantiza la sostenibilidad del roble macizo utilizado para reconstruir las estructuras del techo de la catedral

Una vez completada la reconstrucción de toda la estructura del techo de la catedral de Notre-Dame de París en roble macizo, el Instituto de Tecnología FCBA, junto con PEFC Francia, han otorgado oficialmente la certificación de proyectos PEFC al organismo público Rebâtir Notre-Dame de París, la autoridad contratada para realizar el proyecto de restauración. Esta certificación garantiza el origen sostenible de los materiales de madera de roble macizo utilizados, que incluye también a todo el proceso de reconstrucción realizado por la autoridad contratante, los arquitectos principales de monumentos históricos y los gestores del proyecto.

Un compromiso con el patrimonio cultural y natural

Tras el incendio del 15 de abril de 2019, los armazones medievales de la nave y el coro, construidos en el siglo XIII, los de la aguja de Viollet-le-Duc y ambos brazos del transepto, que datan del siglo XIX, han sido restaurados de manera idéntica utilizando las mismas técnicas y materiales que los originales. Los bosques franceses y esta icónica catedral, cuyo techo es conocido por su estructura como “el bosque”, se unen en este proyecto para compartir una historia que continuará durante siglos. Al igual que Notre-Dame de París, los bosques de Francia son símbolos vivientes del patrimonio cultural tangible e intangible, por lo que es importante preservarlos y así garantizar su permanencia para las generaciones futuras.

Un compromiso de toda la industria forestal

Este proyecto también ha unido a toda la industria forestal y maderera francesa que se ha movilizado para suministrar la madera necesaria. Representantes de los bosques estatales, bosques comunitarios, cooperativas forestales, expertos forestales, propietarios privados y empresas transformadoras, han trabajado para asegurar que cada etapa de la reconstrucción de los armazones se llevara a cabo bajo los parámetros de gestión forestal sostenible PEFC, manteniendo el equilibrio entre los aspectos económicos, sociales y ambientales del bosque.

La gestión forestal sostenible permite la renovación de los bosques de los cuales se ha obtenido la madera, manteniendo así su multifuncionalidad, mientras se preserva la diversidad, vitalidad, productividad y capacidad de regeneración.

Christine de Neuville, presidenta de PEFC Francia; Philippe Jost, presidente de Rebâtir Notre-Dame de Paris; Rémi Fromont, arquitecto jefe de monumentos históricos. © David Bordes – Rebâtir Notre-Dame de Paris

Certificación de proyectos PEFC: una garantía de compromiso

La certificación de proyectos PEFC, desarrollada por PEFC, acredita que el 70% del volumen total de madera utilizada es PEFC certificada, de acuerdo con los requisitos de la certificación forestal PEFC, que define y controla un conjunto de normas de gestión forestal aplicables a todas las partes interesadas del bosque (propietarios forestales, gestores forestales, operarios y contratistas). Además, la aplicación de la cadena de custodia PEFC en la certificación de proyectos garantiza que todas las partes implicadas en la realización de un proyecto de construcción o renovación ya sean empresas certificadas o subcontratistas, han aplicado los principios de la cadena de custodia PEFC, lo que permite rastrear el flujo de madera certificada en cada etapa de la cadena de suministro.

Gracias a 35 aserraderos, 175 bosques y la utilización de más del 80% de troncos certificados PEFC, todo el armazón de la catedral de Notre-Dame de París cuenta con la certificación de proyectos PEFC. La aplicación de las normas PEFC para la gestión sostenible de los bosques, por un lado, y la cadena de custodia, por otro, permiten conceder la certificación PEFC a todo el proyecto de reconstrucción en madera de la Catedral de Notre Dame, demostrando el compromiso de todas las partes interesadas con la gestión sostenible de los bosques y un enfoque de construcción responsable desde el punto de vista medioambiental, social y económico.

«Quisiera agradecer a PEFC Francia y al Instituto de Tecnología FCBA por esta certificación. Reconoce el notable compromiso y sólido apoyo de todos los actores de la industria forestal y maderera: el ONF, France Bois Forêt y sus miembros, los alcaldes de las comunidades forestales, los propietarios privados y sus representantes y los aserraderos de toda Francia, que han donado árboles y han procesado la madera. Les expreso mi más cálido agradecimiento, así como a los cuadradores y carpinteros que han puesto su experiencia al servicio del renacimiento de la catedral, como parte de un proyecto de restauración ejemplar», comentó Philippe Jost, presidente de Rebâtir Notre-Dame de Paris.

Christine de Neuville, presidenta de PEFC Francia, añadió «la entrega de esta certificación reconoce el compromiso no solo del cliente, Rebâtir Notre-Dame de Paris, sino también de toda la industria forestal y maderera con la sostenibilidad de los bosques franceses. Esta movilización sin precedentes de la industria para restaurar un símbolo del patrimonio francés es una ilustración perfecta de la visión y determinación que PEFC ha estado persiguiendo durante 25 años: reunir y ofrecer a todos los actores forestales soluciones para combatir los desafíos ambientales, económicos y sociales a los que se enfrentan los bosques en Francia ante el calentamiento global y así preservar el bosque francés».