Implaser obtiene certificado AENOR Sostenible Ns

Implaser obtiene certificado AENOR Sostenible Ns

Implaser, primera empresa del sector de la protección contra incendios en obtener el certificado AENOR Sostenible Ns

La empresa aragonesa Implaser ha sido la primera en obtener el certificado de Marca AENOR Ns para señalizaciones y balizamientos fotoluminiscentes de seguridad. Yolanda Villaseñor, directora de Certificación de Producto de AENOR, ha hecho entrega de esta distinción que avala la sostenibilidad de los productos de PCI (Protección Contra Incendios) de Implaser a Clemente Huerta, director general de la compañía, en el marco de la jornada inaugural de SICUR, el Salón Internacional de la Seguridad, que se celebra en Madrid hasta el próximo 1 de marzo.

La Marca AENOR N Sostenible, Ns, es la primera y única certificación de sostenibilidad en España, que nació con el objetivo de impulsar la transformación de los sectores industriales hacia un mayor compromiso con la sostenibilidad en tres aspectos: ambiental, social y de gobernanza. Tal y como ha explicado Villaseñor, para su obtención “desde AENOR analizamos un sistema de indicadores de sostenibilidad a partir de la exigente certificación de calidad de los productos Marca AENOR N, con gran peso y trayectoria de décadas en el mercado, sumando los criterios de sostenibilidad y adoptando las nuevas exigencias de la sociedad”.

Para el director de Implaser “esta certificación es un reflejo de cómo trabajamos. Nuestros productos se desarrollan siguiendo estrictamente las normativas legales y garantizando su seguridad y eficacia. Nuestra señalización fotoluminiscente es ejemplo de ello. Nos centramos en la mejora continua y la innovación, lo que da como resultado productos de alta calidad que satisfacen y superan las normativas de seguridad, con avances como la sostenibilidad”.

Las señales con la certificación Marca AENOR N sostenible de Implaser han sido auditadas para asegurar que se fabrican bajo el paraguas de la norma ISO 9000 y la Marca N de producto, con lo que se garantiza el estándar de calidad y el aseguramiento legal del producto. Además, la certificación reconoce la solvencia de Implaser en el presente y en la proyección futura, con proyectos y garantías a través de la I+D+i. “Las señales se fabrican cuidando el entorno y el medio ambiente, con objetivos de mejora y actuaciones específicas, y teniendo en cuenta la responsabilidad social empresarial como eje estratégico, contemplando las necesidades de los trabajadores, los clientes y la sociedad. Somos una empresa saludable con políticas de igualdad de género y conciliación familiar”, ha apuntado Huerta.

De este modo, Implaser está implementando prácticas para reducir su huella de carbono, incluyendo la eliminación de compuestos orgánicos volátiles en la producción o la instalación de depuradoras propias para asegurar la calidad de las aguas residuales. El compromiso de la empresa aragonesa con el medio ambiente también se refleja en el uso del 100% de energía renovable en sus operaciones, reduciendo así su huella ecológica.

Certificación a favor de las exigencias europeas

La certificación Marca AENOR N la solicitan las empresas de manera voluntaria y somete a los productos a un examen completo con el objetivo de certificar las características prestacionales de los materiales de construcción. Ahora, la Marca AENOR Sostenible Ns añade a estos requisitos los criterios de sostenibilidad europeos.

Un producto es sostenible cuando ofrece garantías de que va a perdurar en el tiempo, generando en su fabricación un compromiso de mejora continua ambiental. Esta certificación de sostenibilidad es clave en el proceso de adaptación de los fabricantes a las directrices de las estrategias europeas en términos de sostenibilidad y está alineada con los requerimientos para acceder a los fondos europeos Next Generation.