Grupo Gubia resuelve técnicamente un complejo sistema estructural de pasarelas de iroco para la rehabilitación del Castillo de Baena

La restauración del monumento se ha planteado como una puesta en valor de las estructuras históricas del mismo, a la vez que incorpora una serie de recorridos que posibilitan su uso. José Manuel López Osorio, arquitecto granadino, ha diseñado el sistema estructural de pasarelas de madera, que conecta las diferentes torres del Castillo de Baena tras su rehabilitación.

El arquitecto ha señalado que se trata deuna solución arquitectónica que permite la correcta interpretación del recinto amurallado, potencia los restos conservados, reintegra parte de los perfiles desaparecidos y establece una relación bidireccional con el territorio”.

Tras la consolidación en una primera fase de las torres y lienzos del castillo, el proyecto añade un nuevo estrato a las torres, que recuperaría el volumen original de las mismas. Bloques de piedra arenisca dispuestos con aparejo pseudoisódomo, con testas labradas artesanalmente, se integran con la fábrica erosionada ofreciendo una bella vibración a los paramentos. Estos nuevos espacios permiten ahora incorporar nuevos usos y visitar los restos originales, para lo cual, se crea un sistema de pasarelas de madera que conectan las torres entre sí.

José Manuel López Osorio ha confiado al departamento técnico de Grupo GUBIA, dirigido por Verónica Sancho, arquitecto y profesora del Master en Ingeniería de la Madera Estructural en la Universidad de Santiago de Compostela, la solución técnica y constructiva de este sistema “experimental” de pasarelas. Para ello, habría sido necesaria una extensa y profunda investigación, a todos los niveles.

En cuanto a los detalles del trabajo, cada pasarela del castillo es diferente en cuanto a geometría y dimensión, aunque todas están compuestas por módulos más o menos repetitivos y rítmicos formados por escuadrías de iroco engarzadas mediante un complejo sistema de varillas, tuercas y arandelas de acero inoxidable. La finalidad de este sistema es garantizar y facilitar la sustitución de cualquier pieza cuando sea necesario, permitir el movimiento necesario a la madera y agilizar el proceso de montaje en obra una vez los módulos salían configurados del taller.

Tras un análisis profundo, el equipo técnico de GUBIA se habría decantado por la madera de iroco para su construcción. Así, las pasarelas estarían formadas por escuadrías de madera de 80x45mm, en superficies horizontales y verticales, y de 30x45mm ancladas a los lienzos. Estas escuadrías se unen entre sí mediante uniones encoladas, alternando formas en “U” con formas en “L”, y dejando una separación entre ellas de 12mm. Estos elementos van cosidos cada 400-600mm por varillas de acero inoxidable roscadas AISI 316 DIN 9,75, M12, A2, disponiendo separadores de polietileno para mantener el espaciado entre escuadrías y alternándose con tuercas y arandelas, también de acero inoxidable, que permitirían el apriete entre los elementos.

Los módulos exteriores se apoyan en dos perfiles longitudinales de acero galvanizado elevados mediante plots de plástico, resolviéndose inferiormente la evacuación de aguas. Los listones verticales de menor sección del módulo se atornillan a rastreles de madera también de iroco que van unidos al muro de hormigón que refuerza cada lienzo mediante tirafondos universales, siendo éste el punto clave para evitar el vuelco del conjunto.

Asimismo, todas las piezas de pavimento, barandillas y pasamanos han sido resueltas por GUBIA con cantos ligeramente redondeados para impedir la retención de agua sobre las piezas de madera. Se ha empleado, como tratamiento de protección, el producto CETOL WF 771 de Sikkens, que se ha aplicado en dos manos mediante pincelado con brocha, con un rendimiento de 70ml/m2 por mano. Un sellador de testas, Kodrin WV456, se ha añadido en todas aquellas que quedaban expuestas a la intemperie.

Cada torre, una peculiaridad constructiva concreta en madera

Cada una de las pasarelas y plataformas que conectan entre sí las diferentes torres del castillo han sido estudiadas y abordadas de forma individualizada por parte de Grupo GUBIA. Cada elemento tiene sus peculiaridades únicas que las diferencia del resto.

Así, las pasarelas interiores de Torre Arqueras están conformadas únicamente por elementos horizontales que se apoyan en las costillas de acero inoxidable que unen el muro de hormigón central de la torre con la sillería externa. Las distintas pasarelas se comunican con escaleras formadas por una chapa de acero plegada forrada con madera maciza de iroco y unos pasamanos del mismo material acompañan de forma orgánica y sutil el recorrido de las mismas.

En cuanto a las diferentes caras de la torre, los profesionales de GUBIA han realizado en el lado Norte un pavimento macizo de iroco, que mediante una hendidura marca el ritmo y la misma proporción existente en las pasarelas 46-12-46mm, correspondiente a los listones de iroco y su separación; así como un balcón de madera que asoma al paisaje que rodea al monumento en la cara opuesta, la Sur.

La pasarela del Adarve también estaría configurada mediante listones horizontales. Esta luce colocada entre dos lienzos de piedra que dejan entre sí una forma trapezoidal de más de 10m de largo.

En Torre Oeste, por su parte, destaca por su interés constructivo la solución del vuelo de la pasarela del lienzo noroeste. Unas “T” macizas de acero inoxidable forradas superiormente, también con madera, sobresalen de la pasarela para anclarse a una base en el interior de la torre.

Para Grupo GUBIA, el empleo de la madera como uno de los materiales principales con los que se ha intervenido en la rehabilitación de esta construcción es, “sin duda, clave en el funcionamiento arquitectónico, constructivo y estético del mismo”. Esta ofrecería al monumento un carácter “amable y cálido”, y su color oscuro aportaría “un contraste cromático con los bloques de piedra y los muros de hormigón blanco y se relacionará con estos muros históricos de la fortaleza, patinados con el paso del tiempo”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *