EMDX, el primer dumper de 6 toneladas 100% eléctrico

EMDX, el primer dumper de 6 toneladas 100% eléctrico

Mecalac, líder mundial en el diseño, fabricación y distribución de maquinaria compacta para obras urbanas, presenta su nuevo dumper eléctrico eMDX. En un contexto de desarrollo de soluciones más sostenibles, este dumper es el primer dumper de 6 toneladas 100% eléctrico del mundo. Esta innovación supone un gran paso adelante en el sector de la construcción, ya que responde a la creciente demanda de equipos urbanos respetuosos con el medio ambiente sin comprometer la productividad ni la seguridad.

eMDX representa un paso importante hacia un futuro más sostenible y eficiente

Silenciosa, inodora y con una autonomía inigualable

El eMDX pretende eliminar las emisiones en las obras. Este potente dúmper eléctrico de 6 toneladas conserva todas sus prestaciones al tiempo que reduce su impacto medioambiental. Equipado con una batería de 75 kW.h, redefine la autonomía con un tiempo de funcionamiento ininterrumpido de al menos 8 horas con una sola carga, y una recarga rápida de sólo 4 horas. Como las paradas frecuentes son la norma, esta autonomía se incrementa aún más, permitiendo horas extra de trabajo.

Tan rápido y fácil de recargar como un coche

Mecalac reconoce la importancia de una carga fácil. El eMDX se alimenta mediante un enchufe de tipo 2, similar al que se utiliza en los coches, ofreciendo una solución cómoda gracias a la gran disponibilidad de puntos de carga. También se puede recargar a través de una toma industrial de 5 polos, directamente en un cuadro eléctrico o armario de obra.

Mantener el rendimiento

El eMDX se basa en la herencia de su homólogo diésel, el 6MDX, conservando sus prestaciones hidráulicas y de conducción. Sin embargo, va más allá de las expectativas al ofrecer una aceleración y maniobrabilidad superiores en terrenos en pendiente, estableciendo un nuevo punto de referencia para los dúmperes eléctricos. Mecalac ha conservado cuidadosamente las dimensiones compactas y las características de seguridad del eMDX, al tiempo que ha introducido mejoras adicionales para la protección del operador. De hecho, para Mecalac, la seguridad sigue siendo una prioridad absoluta en el diseño de sus máquinas.

Mecalac revoluciona las obras urbanas

Imagine un lugar donde reine el silencio gracias al uso exclusivo de máquinas eléctricas, eliminando la contaminación acústica y las emisiones contaminantes. Un ambiente tranquilo y respetuoso con el medio ambiente, propicio para el bienestar de los conductores.

La introducción de la eMDX forma parte de un despliegue más amplio que incluye otras dos máquinas 100% eléctricas, que suelen trabajar juntas en las obras: la cargadora oscilante eS1000, con su capacidad de 1.000 litros, y la ya conocida cargadora de ruedas e12, la primera excavadora eléctrica de 11 toneladas del mercado.

La llegada de estas tres máquinas eléctricas es muy prometedora. El ecosistema eléctrico de Mecalac cambia las reglas del juego, reduciendo drásticamente las emisiones de CO2 en las obras. Por ejemplo, tres máquinas Mecalac cero emisiones trabajando juntas en la misma obra urbana pueden ahorrar una media de 64 toneladas de CO2 que sus equivalentes con motor de combustión habrían emitido a lo largo de un año.

Más allá de los beneficios medioambientales, la solución de emisiones cero de Mecalac ofrece la posibilidad de operar en el interior de los edificios, minimizar la contaminación acústica y reducir drásticamente los costes de mantenimiento y funcionamiento a medida que el combustible tradicional deja paso a la electricidad, proporcionando un ecosistema eléctrico holístico que redefine el compromiso de la industria de la construcción con una solución más ecológica.