El tren de hidrógeno Coradia iLint de Alstom recorre 1.175 km sin repostar

El tren de hidrógeno Coradia iLint de Alstom recorre 1.175 km sin repostar

El Coradia iLint, el primer tren del mundo impulsado por baterías de hidrógeno, ha recorrido 1.175 kilómetros con un solo depósito de combustible, marcando un hito mundial y demostrando la viabilidad de esta tecnología para el transporte de larga distancia.

Alstom, líder mundial en movilidad inteligente y sostenible, ha demostrado la eficacia de sus soluciones impulsadas por hidrógeno para el transporte de larga distancia, con la consecución de un nuevo hito mundial. Un tren Alstom Coradia iLInt (una unidad fabricada en serie, sin modificaciones de ningún tipo) recorrió ayer 1.175 kilómetros con tan solo un depósito de hidrógeno.

El tren inició su viaje cerca del Mar del Norte (en la región alemana de Baja Sajonia) para completar su recorrido al sur del país, pasando cerca de la frontera entre Alemania y Austria, antes de detenerse en la estación central de Múnich. Tras este histórico viaje, el tren se dirigirá ahora a la capital alemana, Berlín, donde tiene previsto realizar varios viajes con motivo de la celebración de InnoTrans 2022, la principal feria internacional de tecnología del transporte, que tendrá lugar del 20 al 23 de septiembre.

«Nos complace estar a la vanguardia de la innovación en este campo, siendo el primer fabricante ferroviario del mundo que ofrece un tren de transporte de pasajeros basado en la tecnología del hidrógeno. Con este viaje, hemos demostrado que nuestros trenes de hidrógeno reúnen todos los requisitos para sustituir a los vehículos diésel», ha declarado Henri Poupart-Lafarge, director general y presidente del Consejo de Administración de Alstom. «Estamos inmensamente orgullosos de haber sido los primeros en introducir el hidrógeno en el transporte ferroviario”, añade.

El vehículo utilizado para este viaje, propiedad del operador alemán LNVG1, está en funcionamiento regular para pasajeros desde el pasado mes de agosto, en la que es actualmente la única línea del mundo que será operada íntegramente por trenes de hidrógeno