,

Grupo Álava facilita el avance hacia la digitalización de la Presa de Santa Ana

Digitalización de la Presa de Santa Ana
(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 102)

Grupo Álava, compañía líder en tecnología punta aplicada a distintos sectores de la industria, ha desarrollado y desplegado una metodología de renovación y sustitución del sistema de auscultación de la Presa de Santa Ana, con el que ha logrado solucionar sus deficiencias y facilitar la extracción de la información necesaria para controlar el estado de su estructura, así como su gestión y mantenimiento.

El proyecto, realizado entre los años 2021 y 2022, también incluyó la creación de un gemelo digital de la presa mediante una nube de puntos georreferenciada, que permitirá servir en el futuro como base para la digitalización de la infraestructura.

Los datos, cruciales para el mantenimiento de la Presa de Santa Ana

Durante las tareas de mantenimiento que se realizan periódicamente en la Presa de Santa Ana, gestionada por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHEbro), se detectaron varias deficiencias en su sistema de auscultación, encargado de obtener datos relevantes para conocer su estado.

Debido a los defectos localizados en el sistema, el seguimiento de ciertos parámetros estructurales y geotécnicos de la instalación no se hacía adecuadamente. Existían ciertas barreras para la extracción de los datos necesarios para ello que había que solucionar para mejorar la gestión de la infraestructura.

Dado que no conseguían sacar datos correctos ni completos del sistema de auscultación, la Confederación Hidrográfica del Ebro no podía valorar el estado de la estructura de la presa, ni gestionar debidamente su mantenimiento. Por tanto, la seguridad de la infraestructura, crítica para su funcionamiento, quedaba comprometida.

Origen y resolución del problema

El problema que ocasionó la avería del sistema de auscultación de la presa estaba en las aguas de la zona, muy duras y con un contenido en sales elevado. Estas tienden a cristalizarse y, por tanto, a afectar a los componentes e instrumentos de medida del sistema de auscultación. La cristalización ocasionaba el colmatado de los filtros de los piezómetros, haciendo imposible la lectura de los péndulos del sistema y obturando los aforadores.

Para solucionar los problemas, Grupo Álava diseñó varias soluciones. Para los piezómetros creó un sistema de extracción con pértiga, además de una cubierta que aporta una protección especial del sensor. Con esto, además de quedar reparada la avería, se habilita el desmontaje del piezómetro, facilitando su mantenimiento y limpieza, y evitando su colmatación por las sales.

Esto es posible gracias al material de la cubierta: el delrim. Se trata de un material inerte que ofrece resistencia a la adhesión de las sales. Por lo que se utilizó este material también en las regletas y vertederos de los aforadores, facilitando igualmente su mantenimiento y durabilidad.

La lectura automatizada de los péndulos del sistema de auscultación también ofrecía problemas. Para superarlos se instaló un sistema de medida de arrays de acelerómetros, de tipo SAA, que permite una lectura en continuo de deformación x-y cada medio metro. Este sistema, además, quedó protegido mediante un tubo de PVC. De esta manera se evitó la lectura errónea de los péndulos ya instalados y además aumento la definición de la deformación del cuerpo de la presa.

Con estos cambios se pueden conseguir datos sobre la deformación completa de la sección vertical de la presa, sin que la lectura quede afectada por la cristalización de las sales de las aguas.

Un gemelo digital para culminar el proyecto

La cantidad de información que puede conseguirse tras la reparación y optimización del sistema de auscultación de la presa es muy elevada, por lo que Grupo Álava puso a disposición de la Confederación Hidrográfica del Ebro una representación digital de la Presa de Santa Ana. Es decir, su gemelo digital, en forma de nube de puntos georreferenciada que representa su geometría.

Con ella, y gracias a la corrección del sistema de su obtención de datos, los responsables de la gestión y mantenimiento de la infraestructura pueden mejorar el control de sus puntos de interés más importantes. De esta manera no solo se puede mejorar en su mantenimiento, sino avanzar hacia una futura digitalización de su gestión, mantenimiento y predicción de problemas estructurales.