,

Ampliación de la planta de tratamiento de aguas de Cobre Las Cruces

Ampliación de la planta PPTA de Cobre Las Cruces

Lantania ha finalizado la construcción de la ampliación de la planta permanente de tratamiento de aguas (PPTA) de Cobre Las Cruces. El Grupo de infraestructuras, agua y energía ha puesto en funcionamiento y hecho entrega de esta instalación, que dará servicio al complejo minero y metalúrgico ubicado en los municipios de Gerena, Salteras y Guillena, en la provincia de Sevilla.

La ampliación de la planta de tratamiento Cobre Las Cruces ha permitido incrementar por encima del 50% la capacidad para procesar y depurar agua procedente de los sistemas de drenaje de la mina, con una tecnología que permite preservar y mejorar la calidad de las aguas subterráneas de manera previa a su reinyección en el acuífero. Estas aguas se tratan en una línea de proceso que utiliza las mejores técnicas disponibles, que consiste en un pretratamiento físico- químico por decantación, filtración, ultrafiltración y finalmente ósmosis inversa con unos rendimientos de recuperación mínimos del 90%, consiguiendo en todos los casos agua con una calidad similar a la del agua potable.

Lantania se ha encargado de la redacción del proyecto, el diseño de las líneas de tratamiento, construcción y puesta en marcha de esta infraestructura, que ha contado con una inversión de 5,2 millones de euros. La compañía es responsable de la operación de la planta de tratamiento de aguas del complejo minero desde su construcción en 2010 y dispone para ello de una plantilla de 40 trabajadores.

La puesta en marcha de esta ampliación supone un paso más en las tareas previas para el avance del nuevo proyecto minero y metalúrgico de Cobre Las Cruces, que permitirá extender su actividad durante al menos 20 años más. CLC operará una nueva mina de interior y una planta polimetalúrgica, con tecnología única en el mundo para la producción de cobre, zinc, plomo y plata, todos en base metal.

En conjunto, el denominado proyecto PMR (Polymetallurgical Refinery) representará una inversión superior a los 750 millones de euros, a los que se sumará una inversión adicional para el desarrollo de instalaciones de autoabastecimiento energético mediante energía solar. Una vez en operación, está previsto que genere 900 puestos de trabajo directos (entre personal de CLC y contratistas) y 1.500 indirectos e inducidos.