La Zagaleta: minimalismo y arquitectura en su más pura esencia

La Zagaleta: minimalismo y arquitectura en su más pura esencia

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 58)

Un trabajo arquitectónico de vanguardia, llevado a su expresión más pura y significativa, es la esencia del proyecto de esta vivienda unifamiliar exclusiva -Villa Arcadio- ubicada en la urbanización de La Zagaleta, en Marbella. El prestigioso estudio Maíz y Díaz Arquitectos firma un diseño impecable despojado de todo lo que no resulta esencial para dar forma a una construcción que se caracteriza, principalmente, por el predominio de las líneas rectas, la fuerte conexión entre interior-exterior y la adaptación a un entorno natural nada sencillo. Lograr cumplir con todos estos requisitos ha llevado a los arquitectos a jugar con módulos de geometría cúbica para su construcción, a seleccionar una partida de materiales nobles de primerísima calidad y a apostar por KAWNEER y su gama elevada de soluciones arquitectónicas de aluminio en lo que a la partida de cerramientos exteriores se refiere.

La vivienda se distribuye en tres alturas: planta baja, planta primera y planta sótano. Por la primera se accede -después de atravesar una zona de estanque y ajardinamiento- a la entrada principal de la casa, orientada esencialmente al oeste. Una vez dentro, y ya desde el hall principal de doble altura, la conexión visual con el área de jardín delantero es absoluta. Un largo pasillo flanqueado por dos chimeneas voladas guía al habitante atravesando longitudinalmente el espacio hasta desembocar en una inmensa salida a la misma dónde se han ubicado el porche y la piscina de verano.

Miguel Maíz y Jesús Díaz, fundadores del estudio y arquitectos responsables del proyecto, han conseguido así una sensación genuina de libertad pareciendo estar, en todo momento, en las zonas al aire libre de la villa. “Este”, comenta Maíz, “ha sido uno de los grandes retos a la hora de proyectar esta vivienda. Hemos buscado una permeabilidad máxima de toda su arquitectura, que las fronteras entre interior-exterior quedasen completamente diluidas y garantizar, además, la climatización e insonorización necesaria de la misma”. Aquí es dónde la elección de la carpintería exterior se hace aún más importante si cabe.

Las soluciones escogidas de KAWNEER por parte de los arquitectos –correderas KASTING, ventanas KASSIOPÉE de hoja oculta y ventanas KALORY, muro cortina AA100 y puerta de entrada de grandes dimensiones KANADA– han posibilitado la consecución de vanos de grandes dimensiones proyectados a medida, así como el aislamiento requerido en todo momento. “Tanto las soluciones técnicas propuestas desde el inicio por los expertos de KAWNEER, como la volumetría que han conseguido en cada una de sus soluciones instaladas -que apenas entorpecen la vista al exterior desde el interior de la casa- se han adaptado perfectamente al proyecto. Además, la rotura de puente térmico nos pareció realmente interesante desde el principio”, explica Díaz.

El hall principal, además, sirve de conexión con las zonas de cocina y office, comedor, zona de salón, aseo de invitados y los dormitorios del oeste y norte. Todas estas estancias quedan conectadas entre sí sin apenas trabajo de tabiquería. Desde la cocina se puede acceder también al porche exterior del oeste. La zona del salón, a doble altura, cuenta con una pérgola delantera exterior y en paralelo a la misma nace una galería que da paso a una primera área nocturna con dos dormitorios dobles en suite. Uno de ellos cuenta asimismo con un acceso directo desde el exterior por la zona del patio de llegada.

En esta planta baja también se encuentran las escaleras de comunicación con las demás plantas y un ascensor.

Ya en la planta alta quedan distribuidas las estancias más privadas de Villa Arcadio. De nuevo, encontramos dos dormitorios dobles con baños en suite, así como el dormitorio principal también con baño, un gran vestidor de llegada y terraza orientada hacia el oeste, a los que se accede a través de la gran galería que da a la doble altura del salón y del hall. En este nivel la vivienda cuenta, además, con una estancia destinada a la zona de despacho.

En lo referente a la planta sótano de la villa, se distinguen dos zonas: una de servicio, con acceso directo desde una escalera proyectada en la cocina, y otra de uso general, con acceso desde la escalera principal y el ascensor. Así, en la zona de servicio la vivienda dispone de una zona de juegos para niños que cuenta con áreas de almacenaje y baño. También de despensa y lavandería. En la zona de uso general se ubica una bodega, el aseo de invitados y el acceso a la zona de cine en casa. En esta altura, la vivienda cuenta también con una zona de gimnasio, SPA y piscina climatizada, así como un trastero que da conexión con el garaje.

Además, con acceso desde el exterior, se cuenta con un cuarto para jardinería y cuarto de instalaciones. Debajo de este cuarto de jardinería se ha habilitado un nuevo cuarto de instalaciones para la piscina interior de casi 18m2, accediendo desde el mismo por una trampilla habilitada para tal efecto.

En total la vivienda cuenta con más de 1000m2 de espacios interiores y casi 2800m2 de espacios al aire libre.

Una cartera de materiales y calidades que integran la arquitectura

El programa de necesidades y requisitos de este proyecto pasaba por conseguir una arquitectura de vanguardia, a la vez que funcional y atemporal, que acaparase el mayor de los protagonismos. Con ese objetivo Maíz y Díaz han dado forma a una construcción conformada por diferentes módulos cúbicos que albergan las estancias de la casa y que se superponen en diferentes ejes para potenciar lo más posible los vuelos de la fachada.

Mirada desde el exterior, Villa Arcadio proyecta una imagen sobria y tremendamente contemporánea que se asienta sobre una topografía con inclinación hacia el oeste. Los arquitectos explican que “integrar la vivienda en la naturaleza casi virgen de la urbanización La Zagaleta, respetando al máximo su entorno natural y dotándola de privacidad con respecto a las viviendas de kilómetros alrededor, ha sido otro de los grandes retos”. La elección de las calidades y los diferentes acabados ha jugado un papel esencial en este aspecto. El revestimiento exterior de la fachada consiste en una disposición de diversos paneles de Zinc sobre un enfoscado de mortero de cemento con pintura impermeabilizante. Paneles que se van interrumpiendo de una forma rítmica y simétrica para dejar paso a la perfilería KAWNEER que conecta el exterior con el interior a través de sus soluciones de cerramientos. El cálculo de dicha perfilería y el acondicionamiento de los huecos ha tenido cierta complejidad y durante todo el proceso, como Miguel Maíz subraya, “hemos contado con el asesoramiento técnico de KAWNEER que se sentó en la mesa con nuestro estudio desde el primer momento”. El acabado y color de las ligeras carpinterías del aluminio seleccionado marida también en perfecta sintonía con la propia estética y diseño de la construcción potenciando aún más su lado contemporáneo y vanguardista.

En cuanto a la partida de calidades del interior de la vivienda, destacan los aplacados de mármol blanco tasos para revestimientos, determinados solados y baños; tarima de madera natural tricapa en los dormitorios, gres para zona de sótano o composite para las zonas de exterior.

El mobiliario de cocina de Villa Arcadio es de Valcucine y la decoración general de la vivienda es un proyecto de Roche Bobois.

 

 

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar