XPS como solución para el aislamiento de los edificios

XPS como solución para el aislamiento de los edificios

Tal y como han señalado desde Danosa, el XPS, o poliestireno extruído, se postularía como la mejor solución para proteger los edificios, ya que este material reuniría una serie de características que lo diferencian de los que se han venido utilizando tradicionalmente, tales como las lanas minerales o el poliestireno expandido (EPS). Así, potenciarían ese efecto aislante, sobre todo en los Sistemas de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE).

El XPS poseería una mayor resistencia térmica que los materiales que se han venido utilizando tradicionalmente, como las lanas minerales o el poliestireno expandido. Esto significaría que para alcanzar un grado de aislamiento determinado será necesario menos espesor, o lo que es lo mismo, no se requerirá tanta cantidad de material para conseguir el abrigo deseado. Igualmente, sería capaz de aislar el inmueble de las lluvias, nevadas y la humedad que dejan, ya que tiene una estructura de célula cerrada, de modo que la absorción de agua a largo plazo es inapreciable.

Por otra parte, el XPS sería transpirable, evitando así el riesgo de condensaciones intersticiales –entre las distintas capas de aislamiento y el edificio-, y presentaría máxima resistencia a la comprensión, dado que la deformación a largo plazo por fluencia del material es prácticamente inapreciable. Además, todas estas prestaciones serían inalterables, es decir, no se reducen por el paso del tiempo, lo que garantizaría el retorno de la inversión realizada para aislar el edificio, en ahorro en la factura energética.

A la hora de instalarlo, además de un material polivalente que puede usarse tanto para estructuras enterradas, como para cubiertas, fachadas o suelos, destacaría por permitir una sencilla y rápida ejecución apoyada por un soporte técnico, disponible para resolver cualquier duda en todas las fases del proyecto, incluida la de diseño. Las planchas de XPS son ligeras y fáciles de manipular y en el caso de aislamiento por el exterior (SATE), el tamaño de estas planchas hace que presente menos juntas que con un material EPS.

Garantía medioambiental del XPS

Las planchas de XPS se diferenciarían del resto de materiales aislantes con la Declaración Ambiental de Producto (DAP), que certifica por un auditor externo que la información sobre el impacto ambiental del producto es comparable y transparente. Esto es, que cumple con la máxima transparencia en cuanto a sus prestaciones sostenibles, lo que convierte al producto en válido para las certificaciones verdes de edificios, como LEED o BREEAM. De ahí la importancia de que el XPS pueda contar con la DAP, ya que este certificado garantiza a los arquitectos y profesionales que con este material están poniendo otro eslabón más en la cadena de construcción sostenible.

“A la hora de aislar edificios por el exterior, el XPS refuerza las prestaciones del resto de materiales y, además, garantiza la durabilidad de sus prestaciones y la eficiencia, pues reduce el gasto de energía en toda la vida útil del edificio y la emisión de gases contaminantes a la atmósfera”, ha explicado José Manuel Rojas, jefe del departamento técnico de Danosa. “Además, al estar disponible en la biblioteca BIM, los arquitectos y profesionales saben de antemano cuáles son sus ventajas y cómo optimizar este material para sus edificios”, ha indicado.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar