Wiesbauer emplea una grúa de construcción móvil Liebherr MK 140 en Fráncfort

Wiesbauer emplea una grúa de construcción móvil Liebherr MK 140 en Fráncfort

La grúa de construcción móvil MK 140 de Liebherr, perteneciente a la empresa Wiesbauer GmbH & Co. KG, ha participado recientemente en trabajos de techado en el centro financiero de Fráncfort. Gracias a las pequeñas dimensiones de esta grúa, no habría sido necesario el corte total de la carretera.

En el centro de Fráncfort se está construyendo un edificio de oficinas de tres pisos bajos y nueve pisos altos. La grúa de construcción móvil MK 140 ha comenzado a operar en esta obra en julio en tareas de subida y bajada de vigas de acero. A finales de agosto y principios de septiembre se ha vuelto a utilizar la MK 140 en otras dos intervenciones de varios días para mover materiales de tejado y rejillas.

Las ventajas decisivas de la MK 140 ya quedaron patentes desde el mismo momento de la instalación: las pequeñas dimensiones de la grúa de construcción móvil han permitido su montaje a tan solo 9,5 m de distancia del edificio, por lo que ha sido suficiente el corte parcial de la carretera. En segundo lugar, se excluye la posibilidad de que el operador de la grúa introduzca datos incorrectos en la configuración gracias al nuevo registro automático de estados de equipamiento, lo que garantizaría una mayor seguridad en la obra.

Wiesbauer emplea una grúa de construcción móvil Liebherr MK 140 en Fráncfort

Al utilizar la grúa de construcción móvil MK 140 de Liebherr, el nuevo concepto de pluma VarioJib pone a su disposición dos modos: el funcionamiento de traslación de carro estándar (modo de traslación de carro) y el funcionamiento de pluma abatible (modo basculante). En Fráncfort, la pluma de la MK 140 funcionó en el modo de traslación de carro con una inclinación de 45°. Con esta configuración, la capacidad de carga en la punta es de 1,9 t con un alcance máximo de 58,5 m y, en el edificio de oficinas en Fráncfort, bastó un alcance de 40 m para elevar el material de tejado de 1,8 t de peso hasta una altura de 50 m.

La cabina-ascensor de altura regulable sin escalonamientos ha convencido al gruista Günter Sliwa, que lleva manejando desde hace años únicamente grúas MK de Liebherr. Desde su punto de vista, la nueva cabina de la MK 140 supera incluso a la antigua por varios motivos: ofrece una protección considerablemente mayor, y es más espaciosa y cómoda. El operador de la grúa está completamente satisfecho con la serie.”Y si algo no funciona a la primera, en la línea directa de Liebherr te atienden con amabilidad y disposición. Hasta ahora siempre han solucionado los fallos en un plazo de 30 minutos como máximo”, ha manifestado Sliwa.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar