thyssenkrupp inaugura la actividad en su torre de pruebas

thyssenkrupp inaugura la actividad en su torre de pruebas

El inicio de las actividades de I + D en la torre de pruebas de Rottweil, Alemania, de la multinacional alemana thyssenkrupp supondría un nuevo paso en la transformación de su negocio de ascensores y la evolución de esta industria en general. Como un hito decisivo a la hora de afrontar los retos de urbanización y el crecimiento sostenible de las ciudades, la inauguración de estas instalaciones centrará sus esfuerzos en alcanzar nuevas metas en movilidad eficiente en los edificios y mejorar la calidad de vida en las ciudades.

“La introducción de MAX, nuestra solución de mantenimiento predictivo, y la integración de HoloLens de Microsoft en nuestros procesos de servicio han demostrado que incluso un sector conservador como este, que apenas ha sufrido cambios en los últimos 150 años, puede avanzar a través de la innovación y la digitalización”, asegura Andreas Schierenbeck, CEO de thyssenkrupp Elevator. “Con la torre de pruebas de Rottweil, fortalecemos nuestro principal negocio – la construcción de ascensores – introduciendo nuevas soluciones para redefinir la movilidad en las ciudades y convertirlas en el mejor lugar posible para vivir”.

Una de las soluciones que se probará en Rottweil es MULTI, el revolucionario ascensor sin cables, que cuenta con tres de los doce huecos de ascensor de la torre, diseñados exclusivamente para este nuevo sistema. Gracias a introducir la tecnología de levitación magnética desarrollada para el tren Transrapid en motores lineales, se consigue que varias cabinas de ascensor puedan operar en un solo eje sin necesidad de cuerda. Esto aumenta la capacidad de transporte en hasta un 50 por ciento y reduce a la mitad el espacio del hueco del ascensor en un edificio. Dado que los ascensores pueden moverse lateralmente y sin limitaciones de altura, MULTI abre nuevas posibilidades en arquitectura y en diseño de edificios.

Una tendencia en crecimiento

En 1950, las poblaciones rurales representaban el 70% de la población mundial, las tendencias indican que para 2050 las poblaciones urbanas representarán casi el mismo porcentaje. Las ciudades se están convirtiendo en los centros económicos del mundo y, a medida que crecen, el limitado espacio conlleva una sola dirección para expandirse: hacia arriba. Los beneficios ecológicos y económicos de los edificios de gran altura han demostrado ser un factor decisivo en el desarrollo de las megaciudades, ya que ocupan pequeñas superficies y permiten más espacios verdes urbanos. Tanto es así, que el número de rascacielos como su altura promedio es cada vez mayor, superado todas las expectativas. A finales de 2015, la altura media de los 100 edificios más altos del mundo había aumentado a 357 metros, es decir, 70 metros más alta que el promedio de 285 metros en el año 2000.

Según Andreas Schierenbeck, “el tiempo es un bien preciado, y queremos apoyar a las ciudades para asegurarnos de que sus residentes no pierden tiempo debido a la congestión y a la superpoblación. Ya sea a través de productos innovadores como MULTI  o el pasillo de aceleración ACCEL, que reducen la congestión y mejoran el flujo de gente en los edificios; o la incorporación de MAX y HoloLens en nuestros servicios, para un óptimo funcionamiento de los sistemas de movilidad, thyssenkrupp está constantemente innovando para mejorar el transporte urbano”.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar