Nuevo en el programa STAUFF: Uniones roscadas de giro acodadas

Nuevo en el programa STAUFF: Uniones roscadas de giro acodadas

Stauff amplía su catálogo de uniones roscadas con las uniones roscadas de giro acodadas. Estos elementos de unión con un eje de giro en el extremo aportan una libertad de movimiento continua en el conducto hidráulico –por ejemplo en los componentes incorporados móviles de máquinas de construcción o en las articulaciones de palas sobre ruedas–, incrementando así la seguridad frente a fugas en el sistema hidráulico.

Las uniones roscadas de giro compactas del tipo FIDGWESV han sido desarrolladas precisamente para estas aplicaciones: Permiten la compensación de movimientos de giro, inclinación y pendulares, regulares o irregulares, entre el conducto y la pieza de la máquina durante el servicio, p. ej. en una conexión sin tensión de conductos de tubo flexible bajo presión que estén equipados con válvulas de conexión con conexión de cono de obturación (DKO) conforme a la DIN 3865. Además, evitan la aparición de torsión y radios de flexión demasiado estrechos en los conductos de tubo flexible que se muevan.

Los usuarios de la nueva Serie Stauff Connect disponen desde el principio de un programa integral. A un lado de la unión roscada de giro acodada se realiza la conexión, siempre mediante un cono interior de 24° (forma W conforme a DIN 3861) en los tamaños 6L hasta 42L (Serie Ligera) o 6S hasta 38S (Serie Pesada). El lado opuesto está provisto según se elija de una rosca de tubo Whitworth (G1/8 hasta G1-1/2) o de una rosca métrica (M10x1 hasta M48x2) con una junta de perfil. Como material de sellado estándar se emplea NBR (Buna-N®). También están disponibles a petición materiales alternativos, así como variantes de conexión diferentes.

El movimiento de giro se realiza mediante un cojinete de deslizamiento autolubricante que aprovecha el líquido del sistema como lubricante. Con ello, el cojinete no necesita ningún tipo de mantenimiento. El número máximo autorizado de movimientos de giro en servicio continuo depende del tamaño. Stauff estará encantado de asesorarle, en caso necesario, a la hora de elegir el componente adecuado conforme a las condiciones de cada caso particular.

Las nuevas uniones roscadas de giro son aptas para presiones de servicio hasta 400 bar (con una seguridad multiplicada por 2,5 y en función de la serie, el modelo y el tamaño del cuerpo de la unión roscada). Al igual que todo el catálogo de uniones roscadas de Stauff, están recubiertas con una superficie de cinc/níquel que responde a las máximas exigencias, tanto en lo relativo a la corrosión como al aspecto.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar