Semáforo de obra Millenium de Lacroix Señalización

Semáforo de obra Millenium de Lacroix Señalización

El semáforo de obra Millenium de Lacroix Señalización se presentaría como un producto práctico, eficiente y fácil de manejar, que aporta mejoras en la señalización de las obras. En Europa ya se han vendido más de 12.000 unidades del mismo.

Entre las características técnicas del semáforo de obra Millenium se encontrarían la robustez, la funcionalidad y la alta visibilidad. Según han explicado desde Lacroix Señalización, se habría concebido con los criterios de eficiencia propios de las soluciones de la compañía.

Se trata de un semáforo de obra con poste telescópico, para poder colocarlo a la altura deseada, rodante y con sistema de plegado para facilitar su transporte. El mismo está realizado con bastidores y postes en acero, lo que lo haría resistente y práctico a la vez. Cuenta con LEDs de gran angularidad, los cuales limitan el efecto túnel, facilitando que la señal sea detectada desde una gran distancia.

En cuanto a seguridad, el semáforo Millenium cuenta con el descontador, que es la solución visual y pedagógica para informar al usuario del tiempo restante de espera antes de emprender el camino, con el que se fomenta el cumplimiento de las normas de tráfico temporales. De este modo, permite a los conductores saber cuanto tiempo de espera les queda, eliminando la incertidumbre que tanto malestar genera en estas situaciones y reduciendo la incitación a saltarse la luz roja. El descontador esta integrado en la óptica central de la cabeza del semáforo, tiene una óptima legibilidad y esta protegido contra agresiones externas.

El semáforo Millenium es programable y permite todo tipo de configuraciones, sin necesidad de caja de control, semáforos máster, ni esclavos, ya que todos los semáforos son iguales. Se puede programar de forma muy sencilla, no solo para dar paso alternativo, sino también para regular una intersección o rotonda de tres y cuatro entradas. Cuando se apaga, conserva la última configuración hasta que se programa de nuevo. Desconectado, la información programada se conserva durante 20 minutos, dando tiempo al cambio de baterías.

Este semáforo de obra sería resultado de la actividad del departamento de I+D+i de Lacroix Señalización, para el desarrollo de equipamiento eficiente, con el objetivo de mejorar la seguridad de carreteras y vías urbanas.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar