El Nuevo Reglamento de Explosivos ya ha sido publicado en el BOE

El Nuevo Reglamento de Explosivos ya ha sido publicado en el BOE

El objetivo de este Nuevo Reglamento de Explosivos, publicado en el BOE el pasado 4 de marzo, es “establecer la regulación de los explosivos en los aspectos relativos a la seguridad ciudadana en la fabricación, almacenamiento, distribución, comercio, transporte, medidas de seguridad, adquisición, tenencia y uso de los explosivos con fines civiles”. Las transformaciones administrativas, económicas y técnicas producidas desde el año 1998, cuando fue promulgado el actual Reglamento, habrían hecho necesaria una revisión global del mismo, adaptándolo al progreso tecnológico y a la administración electrónica.

ANEVE, Asociación Española de Voladuras, Usuarios y Consumidores de Explosivos, ha informado a sus asociados sobre el Nuevo Reglamento de Explosivos, que ha sido publicado en el BOE, el pasado 4 de marzo.

El ámbito de aplicación de este Nuevo Reglamento son los “explosivos con fines civiles, así como el nitrato amónico y las matrices de emulsiones, suspensiones y geles a base de nitrato amónico para la fabricación de explosivos”.

Así, tal y como ha quedado reflejado en el BOE, las empresas del sector de los explosivos deberán disponer de “un seguro u otra garantía financiera que cubra su responsabilidad civil, así como de la licencia o autorización correspondiente”. Del mismo modo, contarán con “un sistema de seguimiento de la tenencia de los mismos”, de manera que se pueda identificar a los responsables en todo momento.

En cuanto a los fabricantes, garantizarán que sus productos “han sido diseñados y fabricados de conformidad con los requisitos esenciales de seguridad establecidos en la ITC número 2”. Asimismo, elaborarán una declaración UE de conformidad, la cual conservarán durante diez años después de la introducción del explosivo en el mercado. Igualmente, garantizarán que estos explosivos van acompañados de las instrucciones correspondientes, así como de la información relativa a la seguridad. Asimismo, podrán designar, mediante mandato escrito, un representante autorizado.

Por su parte, los distribuidores se asegurarán de que el explosivo lleve el marcado CE, vaya acompañado de los documentos requeridos y de las instrucciones y la información relativa a la seguridad. En este sentido, cuando considere que un explosivo no es conforme con los requisitos esenciales de seguridad, no introducirá dicho explosivo en el mercado hasta que lo sea. En el caso en que un explosivo presente un riesgo, el distribuidor informará al fabricante o al importador al respecto, así como a la Dirección General de Política Energética y Minas.

Puede leer la publicación completa en el BOE, a través del siguiente enlace.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar