PowerRay: el dron submarino de PowerVision se presenta en Expodrónica

PowerRay: el dron submarino de PowerVision se presenta en Expodrónica

PowerRay es un dron submarino, perteneciente a la compañía PowerVision, de carácter no profesional. El mismo va conectado a la estación base mediante un cable y, a través de una aplicación móvil, permite que el usuario que lo está manejando pueda visualizar lo que capta el dron en tiempo real. David Salazar, CEO de Drone Squad, ha querido mostrar el funcionamiento de este aparato en Expodrónica 2017 con una demostración en sus instalaciones, así como explicar los diferentes usos que permite realizar.

 

Tal y como ha explicado David Salazar, CEO de Drone Squad, PowerRay es el primer dron submarino de uno no profesional, aunque, ha añadido, se podría usar profesionalmente en multitud de tareas.

PowerRay “va conectado con un cable a una estación base, que es la que emite una señal wifi para poder conectar con el mando”, ha especificado Salazar. Este cable utilizado, el cual debe ir “atado a la base porque el agua no transmite bien las ondas de radio”, mide 70 metros, con un adaptador de 30 metros más. En el caso de tener la batería apagada y perder la conexión con este umbilical, el dron, automáticamente, sube. “Tiene flotabilidad”, ha dicho Salazar.

Asimismo, utiliza una aplicación móvil que permite visualizar la imagen que ve el dron en ese mismo momento. Su mantenimiento es sencillo e incorpora dos focos en la parte delantera.

En el momento en el que se ha realizado esta entrevista, aún no se había utilizado en un caso real. Sin embargo, el CEO de Drone Squad ha señalado que las “aplicaciones de este tipo de productos son muchas”. De este modo, PowerRay puede servir para localización de objetos, localización de personas en el agua, rescate, tareas de control o de mantenimiento.

Igualmente, se le puede incorporar un sonar, de manera que realice un mapeo de todo lo que esté en la parte inferior del mismo. Esto significa que si el dron puede trabajar a una profundidad de hasta 30 metros, con el sonar el dron podría ver qué es lo que hay debajo en profundidades de hasta 50 metros.

Otra de las posibles aplicaciones de PowerRay es la pesca. “Lleva un electroimán en la parte delantera y el mando tiene la capacidad de soltar o no ese electroimán”, ha comentado Salazar. Posee un peso donde atar el hilo de pesca con el anzuelo. Y, cuando el dron detecta un banco de peces, el usuario puede soltar el cebo y hacer que el dron no esté sujeto al anzuelo en el momento que el pez pique.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar