Prestaciones inigualables de las plataformas Genie en una planta de transformación de residuos en Dinamarca

Prestaciones inigualables de las plataformas Genie en una planta de transformación de residuos en Dinamarca

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 61)

Dentro del esfuerzo por reducir las energías fósiles y los residuos, Amager Bakke es una planta de vanguardia dedicada a la transformación de residuos en energía en Copenhague, Dinamarca, bajo la dirección del Amager Ressource Centre (ARC), centro de recursos de cinco de municipios daneses. Diseñada por el famoso arquitecto danés Bjarke Ingels, Amager Bakke reemplazará las instalaciones vecinas construidas hace 45 años, que serán demolidas tan pronto como finalice la construcción del nuevo edificio. Cuando se inaugure en 2017, Amager Bakke tendrá capacidad para transformar en electricidad y calor las 400 000 toneladas anuales de desechos de la ciudad, suministrando a más de 170 000 hogares. Además de convertir la basura en algo valioso, el techo de las instalaciones se convertirá en una pista de esquí para uso recreativo que descenderá desde la azotea, a 85 metros de altura, hasta el nivel del suelo.

Lo primero que llamará la atención del edificio será su impresionante fachada de aluminio imitando obra de ladrillo con aberturas recubriendo toda la superficie exterior de 26 000 m², diseñada, fabricada e instalada por Sipral, una empresa especialista en la construcción de fachadas en la República Checa. Sipral ha sido elegida por proveer un enorme alcance, precisión y capacidad, garantizando la seguridad de los trabajadores en altura; Sipral ha empleado tres plataformas Genie® para asegurar la finalización con éxito de las complejas tareas en un tiempo récord.

Eficiencia y seguridad

Para afrontar las dificultades por las dimensiones y el diseño de las instalaciones y ayudar en la construcción de su compleja fachada, Michal Prokop, jefe de proyecto de Sipral, afirma: «Nos pusimos en contacto con Kranpunkten, una empresa líder del mercado escandinavo de alquiler que ofrece una amplia gama de equipos de acceso móvil y una gran calidad de servicio con especial atención a la seguridad». ¿Su recomendación? Tres plataformas Genie, incluyendo una superplataforma telescópica Genie SX-180 que permite una altura de trabajo máxima de 57 m y un alcance máximo de 24,4 m, y dos plataformas articuladas Genie Z™-135/70 con una altura de trabajo máxima de 43 m, un alcance horizontal máximo de 18,03 m y un impresionante alcance máximo por arriba y encima de 23,01 m.

Plazo ajustado para una compleja construcción

Debido a los enormes contenedores y kilómetros de tuberías instalados en el interior, Sipral se vio obligada a empezar la instalación frontal desde el exterior del edificio. «Además de una arquitectura singular en la que ninguna de las paredes es recta y una inclinación del techo que varía entre 14° y 20°, el trabajo desde el exterior ha obligado a soportar condiciones meteorológicas especialmente difíciles como fuertes vientos, especialmente en invierno», añade Michal Prokop. Y continúa: «Como consecuencia de los retrasos causados por las paradas en la construcción del edificio, al llegar a las dos terceras partes del trabajo nos encontramos con que solo nos quedaban ocho meses para completar la fachada dentro del plazo previsto».

Máquinas diseñadas para esa tarea

Ante los desafíos, Sipral confió en una combinación de seis andamios de elevación y dos sistemas monorraíl de izado diseñados a medida, utilizados junto a tres plataformas Genie. Manejadas por el suelo y el techo, las máquinas han trabajado conjuntamente para izar, descender y fijar la capa inicial de las secciones de la fachada de 1,5 toneladas del revestimiento térmico, acústico y de impermeabilización. A ello le siguió una fase segunda y final del proceso: la colocación e instalación de la capa exterior decorativa compuesta por 3250 piezas de aluminio en forma de ladrillo de 80 kg cada una.

Para avanzar rápidamente, Sipral sabía que sus trabajadores debían disponer de una solución de acceso móvil que les ayudara a completar a tiempo la tarea. «Amager Bakke es una construcción extremadamente compleja y grande», apunta Michal Prokop. «Las plataformas Genie han desempeñado un papel fundamental para facilitar a nuestro equipo un acceso de gran precisión y un posicionamiento suave en todos los ángulos y caras de la fachada, ofreciendo además la estabilidad necesaria para garantizar su seguridad».

Plataformas Genie: estables, progresivas y fáciles de manejar

Con el mismo diseño de eficacia probada del X-Chassis™, que proporciona a las plataformas Genie una excepcional estabilidad en alturas extremas y dimensiones compactas para su fácil transporte, las plataformas Genie SX-180 y Z-135/70 han participado en la obra durante aproximadamente un año. «Gracias a la uniformidad de sus respectivos sistemas de control por joystick y la facilidad, precisión y suavidad del manejo, nuestros operarios han podido trabajar con confianza y eficiencia independientemente del modelo utilizado, manteniendo así un ritmo de trabajo constante y rápido, incluso con vientos relativamente fuertes», apunta Michal Prokop.

Imponente alcance y precisión

En cuanto al alcance por arriba y encima, gracias a la suave extensión de las plataformas articuladas de tres secciones y de su plumín vertical de 110° de rotación con una extensión telescópica Jib-Extend™ de 3,66 a 6,10 m, Michal Prokop añade: «La precisión y facilidad de manejo de las plataformas articuladas Genie Z-135/70 resultaron ser decisivas para llegar fácilmente a las zonas de más difícil acceso».

La plataforma Genie SX-180 facilitó el trabajo en alturas extremas de hasta 57 m gracias a su amplia cesta de 2,44 m y 340 kg de capacidad, que combina una plataforma de 160° y una rotación continua de la torreta de 360˚ con espacio para que dos personas trabajen cómodamente. Su rápida capacidad telescópica, permitiendo alcanzar la altura máxima en tan solo cinco minutos, resultó ser clave para que el equipo ganase tiempo.

Después de utilizarlas en la obra durante el año pasado, Michal Prokop añade: «Las Genie han demostrado ser totalmente fiables y, a pesar de la complejidad de las tareas, han satisfecho completamente nuestras exigencias, tanto en términos de suavidad de uso y movilidad como de seguridad».

Para Sipral, una empresa especializada también en sistemas de acceso móvil de última generación, la nueva fase del proyecto consistirá en la construcción de la rampa de acceso a las instalaciones durante el verano de 2017.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar