Presentación del Observatorio de Eficiencia Energética de ANESE

Presentación del Observatorio de Eficiencia Energética de ANESE

ANESE, la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos, ha presentado oficialmente el ‘Observatorio de Eficiencia Energética 2016. El mercado de las Empresas de Servicios Energéticos’, el pasado 4 de abril, en el Instituto de Estudios Bursátiles en Madrid. Se trata de un informe elaborado por la Asociación, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, con el objetivo de proporcionar un diagnóstico detallado y riguroso del mercado ESE (Empresas de Servicios Energéticos) en España.

El acto de presentación del Observatorio de Eficiencia Energética de ANESE ha contado con la asistencia de más de 90 profesionales de diversos ámbitos del sector energético.

Sergio Reyes, director de Programas a Medida del IEB, ha sido el encargado de la bienvenida. Asimismo, Rafael Herrero, presidente de ANESE, ha afirmado que el Observatorio de Eficiencia Energética de 2016 de ANESE representa un hito más en la trayectoria de la Asociación por la divulgación y promoción de los servicios energéticos. “Es un informe que aporta transparencia y una visión rigurosa del mercado, hasta ahora inexistente y con datos de mucho valor, para que tanto el cliente final como los proveedores de servicios energéticos sepan identificar el potencial que tiene una ESE a todos los niveles: optimización del consumo de energía, ahorro económico en la factura y más importante, contribución a la sostenibilidad y al medio ambiente”, ha manifestado.

El discurso inaugural ha sido a cargo de Teresa Baquedano Martín, directora general de Política Energética del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINETAD), señalando que “el Observatorio de Eficiencia Energética de ANESE destaca por la forma clara y concisa en la presenta su contenido con datos de mucho valor para el sector”. Además, se ha centrado en las recomendaciones del Observatorio, repitiendo en sendas ocasiones que “el Ministerio se encuentra alineado con todas y cada una de ellas”. E, igualmente, ha resaltado las actuaciones que son capaces de hacer las ESEs, reconociendo el enorme potencial que presentan las mismas a la hora de contribuir a la eficiencia energética como gestores integrales del proyecto.

Elena González, directora de ANESE, ha presentado los datos más relevantes obtenidos en el informe, y ha expresado que “el mercado de los Servicios Energéticos es ya una realidad con un volumen de negocio a nivel mundial de 24.000 millones de dólares y con un volumen de negocio de 1.170 millones de euros en España”. Así, ha querido destacar que el propósito de este informe sería proporcionar un diagnóstico riguroso del mercado ESE en España, así como conocer la contribución del mismo en el sector energético, pero sobre todo el de analizar el papel del mercado ESE dentro del impacto de la eficiencia energética en el sector energético. Para ello, ANESE habría elaborado un cuestionario contestado por 74 empresas de servicios energéticos (socias y no socias de ANESE) y cuyos datos han sido analizados científicamente por el equipo especialista de la Universidad Politécnica de Madrid. Entre los resultados de este cuestionario, “las ESEs españolas han logrado un 35,9% de ahorro energético sobre el objetivo de eficiencia energética, lo que supone un 42,3% de ahorro de misiones de CO2 y un 25,7% de ahorro económico”.

También, Elena González ha especificado que “las ESEs encuestadas han reconocido utilizar mayoritariamente el contrato EPC de ahorros garantizados en el sector privado y el de 5Ps (contrato energético integral) en el sector público”, pasando a resaltar que “un contrato de servicios energéticos, según el Observatorio, tiene una duración media de 7,6 años, y conlleva un periodo de maduración de 9,42 meses”.

Si hace unos años la principal barrera identificada por las ESEs para desarrollar su actividad era la falta de financiación, según las encuestas, ahora sería la desconfianza por parte del cliente y la falta de credibilidad en el modelo ESE. Según Elena González, “los clientes consideran que la renovación de instalaciones es una oportunidad para implantar el modelo ESE, pero todavía no tienen la confianza suficiente para firmar el proyecto”.

Para minimizar esas barreras, Elena González ha enumerado una serie de recomendaciones:

  • Para elevar el nivel de confianza del cliente final es importante aumentar la información y formación y promover el uso de certificados de empresas de servicios energéticos.
  • Para establecer una regulación rigurosa hay que definir un Plan Estratégico Nacional de Eficiencia Energética que contemple los objetivos y períodos fijados por la Unión Europea (Horizonte 2030); transponer y cumplir las Directivas de Eficiencia Energética; ligar las auditorías con la implantación de medidas; y poner en marcha un mecanismo similar al Programa Clima.
  • Para crear líneas de financiación continuas en el tiempo, se deben implantar Certificados de Ahorro Energético, según el artículo 7 de la DEEE; repercutir y reflejar en la factura energética de gas y electricidad un impuesto de carbono por kWh consumido; fomentar los Fondos rotativos; y crear un fondo de garantías que cubra las garantías financieras de los proyectos de servicio energéticos.
  • Para acortar los periodos de maduración, hay que estandarizar los procedimientos a través del uso de contratos de servicios energéticos que incluyan cláusulas de garantía de ahorros energéticos.

Para finalizar la presentación del Observatorio de Eficiencia Energética de ANESEManuel Gómez Gutiérrez-Torrenova, director P.D. Finanzas para la Sostenibilidad y Cambio Climático de IEB y presidente de Avangreen, ha presentado el estudio “Cinco claves financieras contra el cambio climático”, donde ha enumerado las cinco claves financieras contra el cambio climático: el atractivo de las inversiones verdes en un contexto de bajos tipos de interés; la transición hacia una economía en bajo carbono no resulta tan cara y supone un gran negocio; los nuevos instrumentos financieros específicos; el riesgo financiero sistémico de una transición tardía y brusca; y la progresiva descarbonización de carteras en el mercado de capitales.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar