Del módem a la tecnología PLC-Powerline en redes domésticas

Del módem a la tecnología PLC-Powerline en redes domésticas

17/05/2017
296 Vistas

El pasado año, 3.600 millones de personas se suscribieron a la banda ancha móvil en el mundo, un 13% más que en 2015, según el último informe sobre ‘La Sociedad de la Información en España’ que elabora la Fundación Telefónica. Para estos usuarios de la era digital, los modernos puentes WiFi o la tecnología PLC-Powerline se erigen como soluciones capaces de dar salida a todo el potencial y velocidad que ofrece actualmente internet. devolo, como experto en soluciones innovadoras y sencillas para los hogares conectados, celebra el Día de Internet y repasa su evolución durante los últimos años.

Hace poco más de una década utilizábamos un módem para conectarnos a Internet. Este modo de conexión era lento, ruidoso y nos impedía utilizar al mismo tiempo el teléfono y navegar por la red. Los primeros alcanzaban una velocidad máxima de 56 kbps.

Sin embargo, la llegada del router y de la conexión ADSL revolucionaron el uso de Internet. Según datos del ITU (International Telecommunication Union), en el año 2000 apenas utilizaba Internet un 13,6% de la población española. Mientras que el pasado 2016, según el INE (Instituto Nacional de Estadística), hasta un 80% de los españoles eran usuarios activos de la red, incrementándose esta cifra hasta un 98% en el caso de los jóvenes de entre 16 y 24 años.

Debido a distintas variables que se dan en los hogares, como grandes distancias, muros gruesos o interferencias, el router en ocasiones no es capaz de hacer llegar de forma conveniente la señal de Internet a todos los rincones de la casa, ya sea por cable o de forma inalámbrica a través de WiFi. La tecnología PLC-Powerline lleva la señal de Internet por toda la casa utilizando el cableado eléctrico ya instalado, convirtiendo de esta forma cada enchufe en una toma de internet. Conectando un adaptador PLC-Powerline en la habitación donde la señal WiFi se reciba con deficiencia, conseguimos un nuevo punto acceso a la red, tanto por cable como por WiFi, dependiendo del tipo de adaptador que utilicemos. Son dispositivos muy sencillos de instalar (conectar y listo, sin necesidad de conocimiento técnicos) y rinden de forma sobresaliente.

dLAN de devolo – Internet en todas partes

La tecnología PLC-Powerline de devolo se concreta en sus adaptadores dLAN, que permiten crear una red doméstica de manera sencilla, rápida y segura por toda la casa para tener conexión tanto por cable como por WiFi en cualquier punto. Los adaptadores dLAN atraviesan paredes gruesas y grandes distancias sin problemas aprovechando la red eléctrica de la casa. Es así de sencillo: conecta el router a un adaptador dLAN Powerline mediante el cable de red que viene en la caja, y enchúfalo en una toma de corriente; y enchufa el segundo adaptador dLAN Powerlie en la habitación deseada. ¡Y a navegar! Dependiendo del adaptador dLAN que utilices, podrás conseguir velocidades de hasta 1.200 Mbps.

Igualmente, devolo ha desarrollado y lanzado al mercado su primer puente WiFi, GigaGate, que garantiza una experiencia multimedia sin interrupciones con una velocidad de transferencia constante y elevada. Cuando el ordenador portátil, el televisor Smart TV y la consola funcionan simultáneamente, la red doméstica debe proporcionar el máximo rendimiento. GigaGate de devolo transmite toda la potencia de su conexión hasta el lugar preciso donde quiera usarlo con una velocidad de transferencia de hasta 2 Gbps.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar