Manitowoc incorpora la nueva Grove GHC30

Manitowoc incorpora la nueva Grove GHC30

Manitowoc ha incorporado, en su línea de grúas de oruga hidráulicas Grove (GHC), la Grove GHC30, la más pequeña de la línea. Sus dimensiones compactas garantizarán, según han afirmado desde la compañía, una excepcional maniobrabilidad. Al igual que los modelos anteriores de la misma serie, es resultado del trabajo conjunto con la empresa alemana SENNEBOGEN Maschinenfabrik. Los demás modelos de la línea son el GHC50, GHC55, GHC75 y GHC130.

John Bair, gerente de productos de Manitowoc que se desempeña en el área de las grúas GHC, ha afirmado que los comentarios de los clientes desempeñaron un papel importante en la producción del modelo GHC30. Esto reflejaría el compromiso de Grove con La manera Manitowoc, una filosofía de fabricación que incorporaría las necesidades de los clientes en el diseño de los nuevos productos.

“Hablamos con distintos concesionarios y clientes sobre la línea de grúas telescópicas y sobre la posibilidad de ampliar la línea para abordar las necesidades vinculadas a ciertas aplicaciones”, ha explicado Bair. “Varios clientes que se desempeñan en las áreas de servicios públicos, energía, construcción y operaciones de montaje en barcaza, por ejemplo, indicaron que les resultaría útil una grúa con dimensiones más pequeñas para obtener mayor maniobrabilidad y eficiencia en muchos sitios de trabajo”, ha continuado.

Al igual que otras grúas de la serie GHC, la GHC30 tiene la capacidad de recoger y transportar cargas al 100 % de su capacidad, con un máximo de 4 grados de inclinación, y realizar giros de 360 grados completos con carga. Posee un diseño compacto, con dimensiones de 10,6 m x 3 m x 3 m, y un giro de cola de tan solo 3,3 m. Asimismo, su pequeño tamaño le permitiría emplearse en espacios de trabajo estrechos que exigen precisión en los movimientos.

Con una pluma telescópica completamente mecánica de 25,2 m y tres secciones, los operadores pueden ejecutar con facilidad distintas elevaciones en diversos radios sin configurar los estabilizadores. De este modo, se ahorraría tiempo de trabajo y el cliente obtendría un mayor retorno sobre la inversión.

Las orugas de la grúa GHC30 son capaces de desplazarse fácilmente por el sitio de trabajo en condiciones difíciles. El tren de rodaje está impulsado por potentes motores de tracción hidráulica de dos etapas. Por otro lado, los bastidores del lado de las orugas se pueden desplegar y retraer hidráulicamente, y proporcionan tres extensiones de orugas con capacidades de elevación en cada extensión.

La grúa se transporta fácilmente en una sola carga y, una vez que llega al sitio de trabajo, puede salir del camión y ponerse en marcha de inmediato, con un mínimo de preparación. La cabina cuenta con diversas prestaciones, tales como un asiento calefaccionado con suspensión neumática; sistema de climatización, para proporcionar comodidad durante todo el día; pantalla de 7 pulgadas, para ver las imágenes de la cámara del malacate, de la parte trasera y del lado derecho de la grúa; sistema limitador de capacidad nominal (RCL) intuitivo, además de palancas de control con detección de carga de gran precisión. La capacidad de inclinación a 15 grados proporcionaría una mayor comodidad al realizar trabajos con la pluma orientada en ángulos de inclinación pronunciados.

La grúa puede estar equipada con una de las siguientes opciones de motor: un motor Cummins QSB Tier 4 Final de 4,5 l y 173 hp o un modelo Tier 3 de 160 hp.

Se puede obtener, además, una gran variedad de accesorios para la grúa, como sería una extensión de pluma articulada y descentrable, disponible en diversas longitudes, que van desde 6,5 m hasta 13 m. También, se puede obtener una plataforma de trabajo con capacidad para dos personas, un accesorio de barrena hidráulico para montaje en la pluma y una garra para postes.

“Con mínimos requisitos de transporte, el 100 % de su capacidad de carga disponible para recoger y transportar, y una sólida pluma telescópica completamente mecánica, la GHC30 demostrará gran agilidad no solo durante su transporte a los sitios de trabajo, sino también durante su desplazamiento en el terreno”, ha asegurado Bair. “Este modelo GHC compacto les ofrecerá a muchas empresas la posibilidad de incrementar su eficiencia y el retorno sobre su inversión”, ha añadido. “Vemos que este estilo de grúa está teniendo cada vez más aceptación en Norteamérica y Latinoamérica por su gran versatilidad y maniobrabilidad, y la incorporación de la GHC30 debería consolidar esta tendencia”, ha finalizado el gerente de productos de Manitowoc.

Disponibles exclusivamente en los mercados de Norteamérica y Latinoamérica como parte de una alianza estratégica a largo plazo entre Manitowoc y Sennebogen, las grúas de la serie GHC de Grove están plenamente respaldadas por el servicio de Manitowoc Crane Care. Según lo programado, la GHC30 comenzará a entregarse durante el segundo trimestre de 2017.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar