HI-MACS ilumina la sede central de OSRAM en Múnich

HI-MACS ilumina la sede central de OSRAM en Múnich

Los elementos traslúcidos del vestíbulo de la sede central de OSRAM en Múnich han sido realizados con HI-MACS en su tonalidad Opal. Así, la premisa del estudio de arquitectura alemán Brune Architekten BDA para el diseño de estas oficinas ha sido “Interacción entre la luz artificial y la natural”.

Para lograr la máxima funcionalidad del espacio se ha elegido un concepto sencillo de líneas limpias, donde el blanco es el color que impera. Una gran sala acristalada por tres lados constituye la recepción, la zona de espera y el control de seguridad de las oficinas. Así, este diseño requería el uso de un material multifuncional de alta tecnología como HI-MACS.

La luz es la principal característica del mostrador, un extenso volumen rectangular retroiluminado elaborado con el material de piedra acrílica. Este objeto monolítico, de once metros de largo, ha sido posible gracias a su unión sin juntas visibles, una de las propiedades más destacadas de HI-MACS. “Un objeto luminoso de este volumen solo se podía realizar con este material”, ha afirmado el arquitecto y urbanista Wolfgang Brune.

Más de cien metros de LEDs OSRAM componen el mostrador de recepción. Su tecnología ha hecho posible esta inteligente interfaz de luz cambiante, a la vez que interactúa con la luz natural que proporcionan los grandes ventanales. De este modo, el ambiente varía según las condiciones meteorológicas, la hora del día y la estación del año.

Asimismo, las luces guían a los visitantes desde la entrada hasta la sala y ejercen también como iluminación para la zona de trabajo del personal.

Los cuatro bancos rectangulares de la sala de espera, también realizados en HI-MACS, igualmente disponen de luz propia. Su organización en forma de cuadrado y las áreas luminosas externas definen visualmente el espacio.

Gracias a su robustez y durabilidad, la piedra acrílica es perfecta para zonas públicas. Además, tiene una larga vida útil y es resistente al desgaste. Su superficie no porosa lo hace totalmente higiénico y muy fácil de limpiar, siendo impermeable a las manchas que puedan producirse en un área de recepción ocupada. Además, HI-MACS ofrece un tacto agradable, suave y cálido.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar