Nueva grúa abatible LCL700 de Linden Comansa

Nueva grúa abatible LCL700 de Linden Comansa

Con la nueva grúa abatible LCL700, de hasta 64 toneladas de carga máxima, Linden Comansa fortalecería su gama y respondería a la creciente demanda de grúas abatibles de gran tonelaje.

El uso de piezas de prefabricado de gran tonelaje y enormes vigas de acero en la construcción es una tendencia que va en aumento debido a que permite disminuir el tiempo de ejecución de un proyecto. En obras de este tipo donde además hay alguna limitación de espacio, algo cada vez más habitual en las grandes metrópolis del mundo, suele ser necesario contar con la ayuda de grandes grúas abatibles, preparadas para elevar piezas muy pesadas y capaces de evitar otras grúas o edificios cercanos gracias a su pluma abatible.

La LCL700 sale al mercado mundial con dos versiones, según su carga máxima: 64 y 50 toneladas. Con un sencillo cambio manual, las grúas pueden reducir su capacidad máxima a 32 y 25 toneladas respectivamente, y así ganar en velocidad de elevación y productividad. Este cambio del sistema de elevación de doble tiro a tiro directo es una de las mejoras derivadas de sugerencias realizadas por los clientes de Linden Comansa, aplicadas en este nuevo modelo.

El radio máximo de la LCL700 es de 65 metros, pudiendo reducirse cada 5 metros hasta los 30. La LCL700 64t carga hasta 7,2 toneladas a máximo alcance, mientras que la LCL700 50t carga 7,5 t. El alcance mínimo de ambos modelos es de únicamente 4 metros, lo que permite aprovechar al máximo el área de trabajo en la obra. La grúa LCL700 cuenta además con un excelente radio de pluma en modo “fuera de servicio” de entre 20,4 y 16 metros dependiendo del alcance máximo, lo que proporciona una mayor seguridad a la obra cuando la grúa no está funcionando.

Asimismo, el radio de contrapluma es muy reducido, de sólo 9,5 metros, pudiendo reducirse a 8,7 montando la grúa con contrapesos de acero en lugar de los contrapesos de serie, que son de hormigón. Pese a su tamaño, la contrapluma cuenta con una distribución muy espaciosa, que permite unas labores de trabajo y mantenimiento muy confortables para el operador.

Por otro lado, su altura máxima autoestable es de 69,8 metros, con pies de empotramiento. Además, los tramos de torre, de cuadro de 2,5 metros, son los mismos que los de la abatible LCL500 y la flat-top 21LC750, lo que permite que quienes tengan alguno de estos modelos no tengan que invertir en tramos de torre o en la jaula de trepado.

La nueva grúa abatible de Linden Comansa cuenta con un motor de elevación de 200 kW que permite alcanzar grandes velocidades: hasta 134 metros por minuto en el caso de la LCL700 64t y 170 m/min en el de la LCL700 50t. La velocidad de elevación con cargas máximas se reduce como es lógico, manteniéndose muy competitiva: La LC700 64t puede elevar 64 toneladas a una velocidad de 17 m/min o 32t a 34 m/min, mientras que la velocidad máxima de la LCL700 50t es de 22 m/min cargando 50 toneladas y de 43 m/min con cargas de 25 t. Ambos modelos cuentan con tambor Lebus de gran capacidad de cable de elevación, lo que les permite construir edificios de más de 1.000 metros de altura en simple tiro y de más de 500 en doble tiro.

En cuanto a la facilidad de su montaje, la LCL700 sale de fábrica preparada para un montaje rápido e incluye los reenvíos de abatimiento ya preinstalados, lo que agiliza la labor de los montadores en la obra y reduce el tiempo. Los elementos se unen entre sí mediante conexiones rápidas con bulones, los accesos son amplios, cómodos y sencillos de ensamblar, y los pesos de montaje están optimizados. Así, para un montaje rápido de la grúa, el mayor peso sería de 18,5 toneladas, pudiéndose reducir a 13 toneladas desmontando algunos de los elementos que vienen pre-ensamblados de fábrica y elevándolos por separado.

Según Martín Echevarría, director comercial de Linden Comansa, “las grandes ciudades de Norteamérica, Sudamérica, Europa, Asia y Oceanía están empezando a requerir de grúas abatibles de gran capacidad para algunos de sus proyectos, así que creemos hay un importante mercado para la LCL700”. Así, esta grúa abatible ofrecería “un gran rendimiento, es muy competitiva y cuenta con una serie de ventajas diferenciales que esperamos nos hagan destacar sobre la competencia”, ha señalado.

Este nuevo modelo estará disponible, en todo el mundo, a partir de marzo de 2017. De este modo, Linden Comansa ha organizado este mes de febrero dos eventos de puertas abiertas con algunos de sus clientes y distribuidores. Los asistentes han podido conocer en detalle las ventajas de este nuevo modelo y asistir a una breve demostración del primer prototipo, instalado desde hace unos meses en la fábrica de Linden Comansa en Huarte, España.

Además, los asistentes a la feria ConExpo-Con/Agg (del 7 al 11 de marzo en Las Vegas, USA) que estén interesados en la grúa abatible LCL700 podrán conocer de primera mano sus ventajas y características en el stand de Linden Comansa (G-2789, área exterior Gold Lot).

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar