Conclusiones del estudio Global Construction Survey 2017 de KPMG

Conclusiones del estudio Global Construction Survey 2017 de KPMG

Según recoge el estudio Make it, or break it – Global Construction Survey 2017 de KPMG, que recoge las opiniones de más de 200 altos ejecutivos del sector de infraestructuras de todo el mundo, un 93% de los directivos del sector cree que la tecnología modificará sustancialmente su negocio. Sin embargo, sólo un 5% considera que se encuentra a la vanguardia en cuanto a madurez tecnológica.

Un 93% de los directivos del sector de la Construcción creen que la tecnología y la innovación modificarán significativamente sus negocios. Estas son las conclusiones del estudio Make it, or break it – Global Construction Survey 2017 de KPMG, que recoge las opiniones de más de 200 altos ejecutivos del sector de infraestructuras de todo el mundo. Por otro lado, solamente un 5% considera que sus organizaciones están a la vanguardia en cuanto a madurez tecnológica, y menos de uno de cada diez utiliza sistemáticamente innovaciones del tipo plataformas digitales, análisis de datos avanzados, robótica o automatización de procesos.

En palabras de Ovidio Turrado, socio responsable de Infraestructuras de KPMG en España, “aquellos que se decantan por invertir en las tecnologías disruptivas adecuadas tienen la oportunidad de impulsar drásticamente sus resultados”. Asimismo, ha señalado que “si bien el estudio revela que los actores sectoriales muestran un gran entusiasmo por la revolución digital, la implementación de las acciones todavía es reducida”.

En las respuestas obtenidas de las empresas españolas participantes en el Global Construction Survey 2017, se observa que, a pesar de mostrar preocupaciones por las barreras de entrada a los cambios tecnológicos, como la rentabilidad de las inversiones y el choque cultural, las empresas encuestadas ya habrían desarrollado una hoja de ruta para la implementación de la transformación tecnológica en sus negocios.

Generación Millennial – Global Construction Survey 2017

La incorporación de la generación Millennial a las compañías de la industria pone de manifiesto las limitaciones existentes para el control de los aspectos “soft”, más relacionados con el desempeño de la cultura de la empresa y otros aspectos intangibles. Según la encuesta, hoy en día los Millennials (1980-1994) suponen el 37% de la fuerza laboral de la industria, mientras que la Generación X (1965-1979) representa un 40% y la generación del baby boom (1945-1964) sólo representan el 23%.

Los resultados del estudio Global Construction Survey 2017 muestran que la generación más joven acepta peor las normas que han marcado tradicionalmente la gestión de proyectos. “Algunos de los ejecutivos que participaron en la encuesta hicieron alusión a que los trabajadores más jóvenes se sentían limitados por el exceso de normas, lo que refleja que el enfoque tradicional centrado en férreos controles técnicos podría no encajar con la actitud de la generación del milenio”, ha explicado Turrado. Aun así, solo el 40% de las empresas encuestadas han implantado otro tipo de controles que fomentan buenos comportamientos en lugar de imponerlos.

Disrupción tecnológica

Los resultados del Global Construction Survey 2017 se harían eco de las diferencias geográficas en cuanto a la implantación de diferentes tecnologías. De este modo, en las empresas chinas estarían más implantadas las herramientas de Data & Analytics y Business Integrated Modelling (BIM). Reino Unido destaca en la utilización de drones y realidad virtual. Por su parte, India y América Central sobresalen en la utilización de herramientas integradas de gestión de proyectos, mientras que Europa destaca en la implantación de Robótica y Australia en la utilización de impresión 3D.

“No se trata de invertir en tecnología de forma genérica, si no de conocer qué tecnologías específicas pueden incrementar el rendimiento en nuestra industria y entonces alinear la estrategia digital y la de negocio”, ha destacado Ovidio Turrado.

Según se desprendería de este informe, aunque en los últimos años las empresas del sector habrían realizado progresos que han permitido obtener mejoras en la productividad, el sector de la construcción se encontraría muy por detrás de otros sectores que han abordado el cambio y la transformación digital desde mucho antes.

“La estandarización y la optimización son objetivos valiosos, pero es poco probable que instauren el cambio por sí solos”, ha comentado Turrado. Tal y como ha sostenido, “el éxito futuro depende de la racionalización de los controles y procesos, de la creación de una estrategia digital totalmente integrada y del desarrollo de una plantilla y una cultura que adopten las nuevas tecnologías, al tiempo que respetan la efectividad contrastada de una gestión de proyectos sólida”.

“En esta undécima edición del estudio los profesionales de KPMG exploran un sector a punto de reinventarse a sí mismos. Todos los datos apuntan a que el sector está preparado para la disrupción, sigue habiendo razones para el optimismo y las empresas que se sitúen al frente disfrutarán de ventajas significativas”, ha concluido Ovidio Turrado.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar