Genesal Energy participa en la construcción del primer túnel sumergido de Latinoamérica

Genesal Energy participa en la construcción del primer túnel sumergido de Latinoamérica

La empresa gallega Genesal Energy se encargará del suministro eléctrico de emergencia del túnel de Coaztacoalcos (México), el primer túnel sumergido de Latinoamérica, así como una de las mayores obras de ingeniería de todo el continente americano. La infraestructura, de cuatro carriles y casi 3 km de longitud, comunica dos municipios de Veracruz (México) y un área de 500.000 habitantes.

El suministro e instalación de la red eléctrica de emergencia de la infraestructura depende en su totalidad de Genesal Energy, en cuya sede del polígono de Bergondo (A Coruña), se ha diseñado una planta eléctrica especial (Genesal Energy de 2407 kVA en emergencia a 13.2 kV) que ya ha sido instalada en el vial.

Con una inversión de 250 millones de dólares, el túnel sumergido, de 2.280 metros de longitud y cuatro carriles de circulación, discurre bajo el lecho del río Coaztacoalcos, conecta los municipios de Coaztacoalcos y Allende, en Veracruz, y los estados de Tabasco y Chiapas, dando servicio a un área de 500.000 habitantes y a las numerosas empresas petroquímicas de la zona.

Este túnel sumergido ha entrado en servicio el pasado mes de abril y comunica las poblaciones de Coaztacoalcos y Allende en apenas tres minutos, acortando el tiempo en coche en casi 40 minutos.

La infraestructura, construida en algunos tramos a 35 metros de profundidad, es de hormigón armado pretensado y tiene un peso de 135.000 toneladas, el equivalente a 355 aviones Boeing 747. En su construcción se utilizó la misma tecnología del puente-túnel que conecta Copenhague con la ciudad sueca de Malmö.

Ante un fallo o caída de tensión, el grupo electrógeno de Genesal Energy se pone en marcha de forma automática y alimenta de energía al vial. Cuando la red se restablece, el grupo se sincroniza con la misma y cierra el interruptor de red, comenzando la transferencia de cargas sin que éstas detecten el cambio de origen.

En el interior del túnel sumergido hay una sala para albergar el grupo electrógeno, también diseñada por Genesal Energy, y otra donde se encuentran las celdas de media tensión y medición de transferencia.

Dotada de las más avanzadas tecnologías, la máquina ha sido sometida a numerosas pruebas en Bergondo antes de ser trasladada a México, el pasado 13 de febrero. Debido a su gran tamaño, dispone de un radiador diseñado especialmente para cumplir con las exigencias de refrigeración, además de permitir ensamblar todo el conjunto en la bancada y evitar así trabajos de instalación en obra.

Tanto el suministro, como la instalación del grupo electrógeno se ha llevado a cabo en coordinación con la filial mexicana de Genesal Energy.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar