Demo_5055e_bauma2016

Ganadora del premio a la innovación de Bauma: la cargadora sobre ruedas eléctrica 5055e de Kramer

A partir del verano de 2016, Kramer ofrecerá una cargadora sobre ruedas completamente eléctrica. Además de no producir emisiones, esta cargadora convence por sus parámetros de rendimiento, su capacidad todoterreno y unos costes de servicio mínimos.

El premio a la innovación de Bauma premia diseños y desarrollos sostenibles y económicos con una elevada utilidad práctica, que contribuyen a la eficiencia energética y de recursos o a la humanización del ambiente de trabajo. Éste se concede en cinco categorías: máquinas, componentes, construcción/técnicas de construcción, investigación y diseño. El jurado ha concedido el premio a Kramer en la categoría de máquinas.

Gracias a la nueva motorización completamente eléctrica, la 5055e de Kramer permite trabajar en espacios interiores completamente sin emisiones, una innovación que conserva el medio ambiente y respeta al usuario gracias a la ausencia de emisiones y a un nivel acústico muy bajo.

La 5055e, además de por sus ventajas económicas, destacaría por su rentabilidad: el mayor coste de inversión inicial queda rápidamente amortizado con la notable disminución de los costes de mantenimiento. Así, el motor eléctrico no requiere mantenimiento y, por tanto, el servicio de la máquina es más económico y se realiza en menos tiempo. Además, el precio de la electricidad es inferior al del combustible diésel.

En la categoría de 0,55 m³ de volumen del cucharón, Kramer presenta la primera cargadora sobre ruedas completamente eléctrica del mercado, la 5055e. La compañía confiere una gran importancia a la armonización de todas las piezas y componentes para ofrecer una conducción sensible y delicada, por lo que se han incorporado dos motores eléctricos: uno para la hidráulica de trabajo y, otro, para la transmisión. Según la aplicación de la cargadora sobre ruedas, se suministra la potencia desde el motor correspondiente, lo que permite reducir al mínimo el consumo energético. El tiempo de carga de la máquina es de tres a seis horas, según la opción escogida.

“Nos alegramos que la nueva cargadora eléctrica de Kramer haya ganado su primer premio inmediatamente después de haber sido introducida al mercado. El premio a la innovación de Bauma es una importante distinción que reconoce nuestro trabajo de desarrollo. Estamos convencidos de que este producto resultará ser una importante contribución al respeto de los recursos y al aumento de la eficiencia de nuestros clientes”, ha declarado Karl Friedrich Hauri, gerente de Kramer.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar