Las fresas MB Crusher demuelen un puente antiguo sin cortar el tráfico

Las fresas MB Crusher demuelen un puente antiguo sin cortar el tráfico

ERA GmbH ha utilizado la gama de fresas MB Crusher para completar la obra de demolición de un puente antiguo, elevado durante muchos años sobre el AVUS en Berlín, la primera autopista abierta al tráfico. Uno de los objetivos de esta empresa ha sido no tener que cortar el tráfico durante los trabajos de demolición.

Desde 1921 hasta 1998, el AVUS, Automobil-Verkehrs- und Übungsstraße, ha sido para muchos uno de los circuitos automovilísticos más prestigiosos y emocionantes del mundo. De este modo, ERA GmbH habría la gama de fresas MB Crusher para completar la obra de demolición de un puente antiguo elevado durante muchos años sobre la misma.

Inaugurado en 1938, este puente había sido superado por una infraestructura nueva recientemente construida. La demolición de un puente conlleva numerosos problemas logísticos vinculados, sobre todo, a la interrupción del tráfico que fluye por los carriles que lo atraviesan. De hecho, uno de los objetivos de la empresa contratista ha sido no tener que cortar el tráfico durante la demolición.

Tras una primera fase, en la que se ha intervenido con fresas de grandes dimensiones, las pequeñas de la casa MB – más concretamente los modelos MB-R800 (aplicables a excavadoras de entre las 10 y las 22 toneladas de peso) y MB-R900 (para excavadoras de peso comprendido entre las 19 y las 35 toneladas) – han sido las encargadas de concluir el trabajo.

Las fresas grandes se han utilizado al principio para una demolición inicial de las capas que componían el puente. Después, precisamente para evitar demasiadas solicitaciones en la estructura, se han usado las fresas MB Crusher, las únicas del mundo que poseen el especial sistema patentado direct drive twin motor system, que permite una distribución diferenciada de la fuerza respecto a los dos cabezales dentados. En caso de intervenciones en materiales con durezas distintas, las fresas MB utilizan una fuerza proporcional en función de la tenacidad del material: como consecuencia se crea una mayor estabilidad y una reducción de las solicitaciones para el brazo de la excavadora.

El trabajo se ha gestionado en dos fases distintas. En primer lugar, se ha quitado una capa de 36 cm de cemento, posteriormente reutilizado para obras de relleno, ya que se recicla sin contaminación de otros materiales. En la segunda fase, se ha eliminado otra capa de alquitrán, la cual ha terminado en el vertedero porque se trata de un material contaminado.

Así, tras 8 días de trabajo, no habría sido necesario cortar el tráfico. Igualmente, habrían sido determinantes la especial manejabilidad, precisión y dimensión reducida de las fresas MB para optimizar todas las fases del trabajo, en las que se han demolido sistemáticamente las distintas capas de las que se componía el puente.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar