Comportamiento de una fachada en una vivienda de energía casi nula

Comportamiento de una fachada en una vivienda de energía casi nula

ROCKWOOL publica en el “IV Congreso de Edificios de Energía casi Nula” el estudio de comportamiento de una fachada de Zaragoza. Con el mismo, aún en marcha, se pretende demostrar las prestaciones que una fachada, compuesta por el SATE REDArt puede ofrecer a una vivienda de bajo consumo. 

Durante los días 13 y 14 de diciembre, tiene lugar lugar, en el Espacio La N@ve del Ayuntamiento de Madrid, El Congreso de Edificios de Energía Casi Nula (EECN). 

El Grupo ROCKWOOL participa en este Foro con la publicación del estudio del comportamiento de una fachada de una vivienda de Zaragoza. Mediante el mismo, aún en marcha, se pretende demostrar las prestaciones, tales como confort térmico, acústico, calidad de aire y seguridad, que una fachada, compuesta por el SATE REDArt, muro cerámico y trasdosado con lana de roca, puede ofrecer a una vivienda de bajo consumo. Para ello, se ha monitorizado una vivienda unifamiliar en Zaragoza durante más de un año y se han efectuado ensayos acústicos.

Con los datos aportados hasta el momento por el estudio, se confirma que las temperaturas superficiales exteriores de la fachada son mucho más extremas que las temperaturas del aire: entre -4 y 49ºC; unas temperaturas superficiales interiores dentro del rango de confort durante la mayor parte del tiempo, tanto en invierno como en verano.

Con respecto a la evolución de las temperaturas de la fachada durante la semana más fría, entre el 17 y 22 de enero, se observa que la temperatura exterior del aire oscila entre -10 y 10,1ºC, mientras que la interior está siempre claramente en confort, entre 19,5 y 22,15ºC.

“A veces estamos cerca del gran ventanal del comedor, y es allí donde se nota más ruido exterior, o una temperatura menos confortable. Por contraste, es entonces cuando nos damos cuenta de lo confortable que es permanecer en cualquier otro lugar, incluido cerca de la fachada”, según la experiencia de los propios habitantes de dicha vivienda.

Conclusiones del estudio de comportamiento de una fachada de Zaragoza

  • La temperatura superficial interior se mantiene siempre en confort.
  • La fachada desarrolla correctamente su papel como estrategia pasiva, tanto en verano como en invierno.
  • En verano, la radiación solar representa un importante aporte de calor que el aislamiento debe frenar.
  • A nivel acústico, se confirma que los sistemas ROCKWOOL ensayados aportan las prestaciones acústicas esperadas aportando un alto grado de confort.

La importancia de la visión conjunta: interdisciplinariedad

Aunque cuando se proyecta un EECN el foco se ponga en el consumo energético, no hay que olvidar que el objetivo se puede y debe lograr sin menoscabar otras prestaciones como el confort acústico, la salud, la durabilidad y la seguridad. En la presente fachada se habría demostrado que esto es posible, y que la presente solución superaría las exigencias normativas en distintas facetas, sin tener que utilizar una solución específica para cada una de ellas.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar