CROSSRAIL: Pequeños túneles, grandes proyectos

CROSSRAIL: Pequeños túneles, grandes proyectos

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 63)

Crossrail, el proyecto de infraestructura más grande de Europa con fondos asignados de £14,800 millones, es una nueva conexión ferroviaria que reducirá dramáticamente la duración media de los desplazamientos en Londres.

Una vez completo, los 42 kilómetros de túneles nuevos bajo la ciudad de Londres incrementarán la capacidad del transporte en tren en el centro de la ciudad en torno al 10%, reduciendo la congestión y agilizando el transporte.

El proyecto, bautizado como la Elizabeth Line, abrirá en fases a partir de 2018, y cruzará la ciudad de Londres uniendo desde Reading y el aeropuerto de Heathrow en el oeste hasta Shenfield y Abbey Wood en el este.

Dada la envergadura del proyecto, las compañías constructoras fueron invitadas al proceso de licitación de contratos tras dividirlo en diferentes lotes. BBMV, un consorcio de las constructoras Balfour Beatty, Alpine BeMO Tunnelling, Morgan Sindall y VINCI Construction, ganó la concesión de las parcelas C510 (estaciones de túnel de Whitechapel y Liverpool) y C512 (trabajos en la Estación Principal de Whitechapel).

Según Ed Morgan, Jefe de Planta de BBMV, Crossrail será una de las estructuras subterráneas más grandes del Reino Unido.

“El proyecto Crossrail es una nueva adición a la infraestructura de Londres, y una vez en marcha, la Elizabeth Line proporcionará una mayor capacidad de transporte muy necesaria para la ciudad”, dice Morgan.

Los principales trabajos de construcción del lote C510, que incluyen la construcción de los túneles con revestimiento de shotcrete (Sprayed Concrete Lining- SCL) en las estaciones de Whitechapel y Liverpool Street, comenzaron en Abril del 2011.

Dado su carácter compacto y su facilidad para trabajar en zonas de difícil acceso, el consorcio BBMV está trabajando con el equipo robotizado Putzmeister Wetkret 3.

CROSSRAIL: Pequeños túneles, grandes proyectos

“Putzmeister ofrece el único equipo que logra adaptarse a las pronunciadas pendientes a las que nos enfrentamos durante la construcción de varios túneles de escaleras y rampas mecánicas”, dice Morgan. “El equipo ha sido adaptado para este proyecto, para optimizar el rendimiento y facilidad de manejo para el operario”.

El contrato C510, que ronda los £250 millones, también incluye la construcción de pozos, andenes de estación, cavernas de recepción y lanzamiento de las tuneladoras (Tunnel Boring Machines – TBM), galerías transversales, galerías de acceso, túneles en pendiente para escaleras mecánicas, conductos de ventilación y galerías de conexión entre la estación de la Elizabeth Line de Liverpool Street Station y la estación del metro Northern Line en Moorgate.

“La máquina es compacta, fácil de usar, y sobre todo, lo más importante para mí como jefe de equipos, fácil de manejar para mi equipo”, según Morgan.

El jefe de planta se muestra satisfecho con el rendimiento y apostaría por el equipo en otros proyectos de infraestructura.

“Hubo pocas necesidades de arreglos y ajustes, y rinde muy bien en condiciones duras en un espacio de trabajo reducido. El tiempo de parada de esta máquina está por debajo del 2%… Una verdadera inversión”.

La seguridad de los operadores es lo más importante en el proyecto Crossrail, y está reflejado en una serie de requerimientos estrictos para cumplir la normativa de Seguridad vigente. Ésta es otra categoría en la que la máquina ha rendido bien, añade Morgan.

“Crossrail Limited (y sus contratistas) tienen especificaciones muy complejas para la maquinaria subterránea: el equipo Wetkret cumple, y a menudo excede, los requerimientos”.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar