¿Cómo colocar un SATE?

¿Cómo colocar un SATE?

Artículo técnico de ANFAPA.

El SATE consiste en un material aislante adherido al muro habitualmente por fijación mixta mediante adhesivo y fijación mecánica. El aislante se protege con un revestimiento que se aplica directamente sobre las placas aislantes y que esta constituido por dos capas de mortero entre las cuales se coloca una malla de refuerzo. El sistema ETICS debe contar con el Documento de Idoneidad Técnica Europeo DITE.

Soportes

Los soportes, tanto en obra nueva como de rehabilitación, especialmente en rehabilitación, deben ser:

  • Resistentes
  • Las fisuras deben ser tratadas.
  • En soportes con armaduras corroídas estas deben ser tratadas y reparadas.
  • Las pinturas o restos de otros materiales deben ser retirados. – Debe estar húmedo, pero no saturado.

Es importante que el soporte tenga planimetría sin irregularidades significativas ni desniveles superiores a 1 cm frente a una regla de 2 m. Si fuera necesaria una regularización se aplicará un revoco.

Perfiles de arranque

Se colocan antes de las placas de aislamiento, horizontalmente en el límite inferior de la zona a revestir.

Permiten realizar de manera uniforme el arranque de la colocación de las placas y crean una zona de protección contra las humedades, golpes, etc.

Antes de fijar el perfil de arranque debe de respetarse un zócalo (mínimo 15 mm) para evitar la transmisión de humedad por capilaridad.

Placas aislantes

Según el fabricante existen varias formas para la aplicación del adhesivo en las placas:

  • Extender un cordón perimetral y pelladas centradas sobre el reverso de la placa aislante.
  • Extender con llana dentada el adhesivo por todo el reverso de la placa.
  • Para grandes superficies puede optarse por extender un cordón con la ayuda de una máquina de proyectar y colocar sobre él las placas aislantes.

Colocación de placas aislantes

Las placas se apoyan sobre el perfil de arranque, ejerciendo una fuerza de vaivén para repartir el adhesivo, posteriormente se presionan con ayuda de la llana.

En caso de aplicaciones con adhesivo en toda la superficie, se presionarán las placas directamente con la llana.

Las placas se colocan a rompe juntas.

Las placas aislantes se fijan al soporte mediante adhesivo y fijación mecánica complementaria compuesta de tacos de plástico con cabeza circular.

Colocación de esquineros

Las esquinas deben estar protegidas con perfiles metálicos, que sirven para reforzar puntos críticos y obtener verticalidad y uniformidad.

Se recomienda el uso de esquineros con malla.

Presionar sobre la malla para embutirla en el mortero, y tapar la malla con otra capa de mortero.

Aplicación del mortero base

  • Las placas se revisten con una primera capa de mortero, llamada capa base, de aproximadamente 1 a 2 mm de espesor.
  • Sobre el mortero base se coloca la malla cuyo tejido debe penetrar mediante presión sobre la primera capa de mortero fresco.
  • Los encuentros entre dos mallas deben solaparse un mínimo de 10 cm con los tramos contiguos de malla.

Aplicación de la segunda capa del mortero

  • Tras el secado de la primera capa de mortero, se aplica una segunda capa que cubra completamente la malla.
  • El espesor aproximado de las 2 capas será de 4 mm.
  • Tras un tiempo de secado se pasa una esponja o fratás para dejar la superficie lisa.

Imprimación y capa de acabado

Una vez aplicadas las 2ª capas de mortero se esperan 24h y se aplica la imprimación cuyas funciones son:

  • Evitar una elevada absorción del mortero de acabado
  • Crear un puente adherente del acabado final
  • Ser un igualador del acabado final, ya que tienen que ser del mismo tono.

Acabado final

  • Proyectado
  • Fratasado
  • Directo
  • Talochado
  • Planchado

Para obtener un acabado uniforme es conveniente crear zonas de trabajo, delimitadas por “cintas de pintor” que eviten “empalmes” entre aplicaciones discontinuas.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar