El CATEC, por su aportación tecnológica al proyecto AEROARMS, gana el mayor premio de innovación tecnológica de la Unión Europea

El CATEC, por su aportación tecnológica al proyecto AEROARMS, gana el mayor premio de innovación tecnológica de la Unión Europea

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 66)

El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) es uno de los socios del proyecto europeo AEROARMS, que coordina el catedrático de la Universidad de Sevilla, Aníbal Ollero.

El dron diseñado en Aeroarms permite realizar movimientos muy precisos e incluye un brazo completamente nuevo para inspección industrial por contacto.

El desarrollo tecnológico de robótica aérea diseñado por el CATEC se impuso tras una primera selección de todos los proyectos europeos de innovación tecnológica financiados por la Comisión Europea. A la final de Budapest llegaron 20 candidatos al Premio Innovation Radar Initiative 2017.

El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) acaba de ganar el premio más importante de la Unión Europea En Information and Communication Technologies, el Innovation Radar Prize 2017. El premio se ha concedido por su aportación tecnológica pionera para realizar inspecciones industriales por contacto mediante drones en el proyecto europeo AEROARMS, del que forma parte. El premio, promovido por la Comisión Europea, tiene el objetivo de impulsar innovaciones de toda Europa que presentan un alto potencial para su posterior aplicación en el mercado.

Este desarrollo tecnológico de robótica aérea se impuso tras una primera selección de todos los proyectos europeos de innovación tecnológica financiados por la Comisión Europea. A la final de Budapest llegaron solo 20 candidatos, 4 en cada una de las cinco categorías del Premio Innovation Radar Initiative 2017.

El Jurado ha concedido un premio en cada una de las cinco categorías convocadas y un Premio global, el “Innovation Radar Prize 2017 Overall Winner”, que es el obtenido por el CATEC por su trabajo en el proyecto AEROARMS, coordinado por la Universidad de Sevilla.

El dron diseñado por Aeroarms permite realizar movimientos muy precisos e incluye un dispositivo de contacto completamente nuevo que permite desacoplar y amortiguar las perturbaciones externas que pueda sufrir durante el trabajo que está realizando en el aire el dron. Esta nueva tecnología supone un gran paso para el uso de drones y robots aéreos en diversas tareas industriales, como las operaciones de inspección en plantas industriales e infraestructuras de forma que no sólo pueden ver y recoger datos desde el aire, sino también operaciones que impliquen tocar y mantener el contacto para determinar, por ejemplo, el espesor de la pared de una tubería o la existencia de grietas difíciles de apreciar visualmente. Todo ello, minimizando el tiempo y los recursos destinados y los riesgos humanos a la hora de trabajar en altura.

El coordinador del proyecto AEROARMS, el catedrático de la Universidad de Sevilla, Aníbal Ollero, ha mostrado su satisfacción por este premio que “reconoce la importancia de un proyecto con métodos y tecnologías muy relevantes a la hora de realizar tareas de inspección por contacto y mantenimiento industrial”. Ollero ha recordado que “estas actividades involucran cada año miles de millones de euros de coste y trabajos en altura peligrosos para los trabajadores que con la tecnología que la Comisión Europea ha reconocido podrían evitarse en un futuro próximo”.

El primer robot manipulador aéreo para aplicaciones industriales

La tecnología premiada supone el primer robot manipulador aéreo para inspección industrial por contacto tales como las que deben realizarse en tuberías elevadas de plantas industriales o en infraestructuras tales como puentes y viaductos. Estas inspección se realizan actualmente mediante personas que deben utilizar andamios, grúas o sujeciones, lo que resulta muy costoso y peligroso para los trabajadores.

El CATEC y la Universidad de Sevilla desarrollaron conjuntamente los primeros robots manipuladores aéreos del mundo, tecnología que se ha utilizado ahora para el diseño del robot aéreo de inspección industrial por contacto que se ha premiado.

Aeroarms en cifras

En este proyecto, que terminará en 2019, y que está dotado con un presupuesto de más de 5.7 millones de euros, participan cinco países: Alemania, Francia, Italia, Suiza y España. Además de la Universidad de Sevilla, la entidad coordinadora del proyecto, el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA-CATEC) y la Universidad Politécnica de Cataluña, en AEROARMS participan los centros de referencia aeroespacial de Alemania, Italia y Francia: el Centro Aeroespacial Alemán, el Centre National de la Reserche Scientifique francés, el Consorcio de Universidades italianas CREATE, así como cuatro empresas de reconocido prestigio como las alemanas TÜV Nord Systems y Elektra UAS, y las suizas General Electric Inspection Robotics y SENSIMA.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar