Nueva bomba-robot de proyección de hormigón para el gunitado de túneles y taludes SEBHSA BR-830

Nueva bomba-robot de proyección de hormigón para el gunitado de túneles y taludes SEBHSA BR-830

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 55)

SEBHSA (Sociedad Española de Bombas de Hormigón, S.A.) fabrica en España, desde el año 1973 y con tecnología propia, bombas de hormigón de todo tipo, brazos de distribución y equipos afines. Aprovechando esta gran experiencia, y empleando además las últimas tecnologías, ha desarrollado una bomba-robot de proyección, de gama alta, para cubrir las duras exigencias del gunitado, por vía húmeda, de túneles de medio y gran diámetro.

Este equipo está constituido por:

  • Un carro de construcción muy robusta y de fabricación propia, movido por un potente motor de 103 Kw (Deutz). La mayor potencia del motor permite que la pendiente superable sea, como mínimo, de 40º.
  • La transmisión es integral (4WD), hidrostática y con regulación automática. Tiene dos gamas de velocidades y, para mayor seguridad, un dispositivo impide cambiar de “cortas” a “largas” en movimiento (es necesario detener el vehículo). Así se evita una de las averías “clásicas” en estos equipos: rotura de engranajes al cambiar con el vehículo en marcha.
  • La dirección es también a los 2 ejes (4WS) y, para una mayor maniobrabilidad, con posibilidad de giro en sentido contrario o en paralelo (desplazamiento “tipo cangrejo”).
  • Dispone de cuatro pies estabilizadores, diseñados para proporcionar una estabilidad total incluso con el brazo en posición horizontal, lo que permite una mayor flexibilidad en el caso de trabajos a cielo abierto (por ejemplo, hormigonado de taludes). En la mayoría de los equipos del mercado, pensados sólo para el trabajo en túneles, la estabilidad lateral con el brazo desplegado es a menudo precaria.
  • La bomba de hormigón corresponde a un modelo muy extendido y que ha demostrado largamente su fiabilidad y rendimiento.

El caudal de bombeo es regulable sin escalonamientos de 4 a 30 m3/hora y el automatismo, para una fiabilidad total, como es norma en SEBHSA, es totalmente hidráulico, sin elementos eléctricos o electrónicos. Además, consigue un funcionamiento con muy bajas pulsaciones de bombeo.

El conjunto de bombeo es el mismo que se emplea en bombas de hasta 65 m3/hora, por lo que el margen de fiabilidad es enorme.

  • El brazo de distribución es también de fabricación propia y permite una altura máxima de gunitado de 18,2 metros (superior a cualquier otra máquina del mercado).

Está compuesto por una robusta columna de soporte, con una corona de giro sobredimensionada (punto débil habitual) y dos brazos articulados. Ambos brazos disponen de extensión telescópica de largo recorrido y el segundo, además, tiene articulación lateral de 240º.

El diagrama resultante es tal que permite situar con rapidez y facilidad la tobera de proyección en cualquier posición, para así aumentar la operatividad y el rendimiento, incluso en túneles de menor diámetro.

Los brazos también están muy reforzados, para resistir el mal trato habitual de este tipo de equipos (por ejemplo, moverse por el interior del túnel con el brazo desplegado, maniobra “teóricamente” prohibidísima).

Como característica diferencial importante, hay que señalar la posibilidad de funcionamiento dual del equipo (opcional). Para trabajar en el interior del túnel, la bomba y el brazo se accionan , como es normal, mediante un motor eléctrico (de 55 Kw). Para trabajos a cielo abierto(gunitado de taludes, por ejemplo) todo el conjunto puede accionarse mediante el motor Diesel del vehículo, sin necesidad de depender de un grupo electrógeno, como es habitual. Esta posibilidad también permite resolver situaciones de emergencia, en caso de fallo de suministro eléctrico. El paso de una modalidad a otra se efectúa a través de una robusta caja transfer, provista de los elementos de seguridad adecuados, que impiden maniobras incorrectas.

También hay que destacar la extrema fiabilidad lograda en todo el conjunto. Teniendo en cuenta las condiciones de trabajo especialmente duras de estos equipos y la gran incidencia económica y operativa de cualquier interrupción en su funcionamiento, es muy importante elevar la fiabilidad al máximo nivel posible. Para ello, a parte de la mayor robustez de todos los componentes, SEBHSA ha conseguido que prácticamente todos los controles y automatismos del equipo sean de tipo hidráulico o mecánico, sin elementos eléctricos y electrónicos. Como es sabido, y a pesar de los indudables avances conseguidos, los componentes eléctricos o electrónicos no tienen la misma fiabilidad, en condiciones extremas, como es el caso, que los hidráulicos y mecánicos.

Por ello, en la bomba-robot de SEBHSA, la electrónica embarcada tiene únicamente funciones informativas (indicación de los caudales de bombeo y de aditivo, relación aditivo/hormigón, consumos, presiones, revoluciones, tiempos, incidencias, etc.), pero no interviene en el funcionamiento y control del equipo. Con ello, la fiabilidad aumenta exponencialmente y cualquier incidencia es muy fácil de solucionar en obra y no requiere cargar o modificar un programa de ordenador. Además, el mantenimiento del equipo es mucho más fácil y económico y no precisa de operarios especializados.

SEBHSA, es consciente, como se ha dicho anteriormente, de que, además de elevadas prestaciones y rendimientos (que también se han llevado al máximo), es tanto o más importante la fiabilidad en estos equipos. Por ello, ha detectado los puntos débiles más habituales de otras máquinas y ha puesto toda su determinación y experiencia en evitarlos:

  • Aunque ello implique un ligero aumento de coste, la instalación hidráulica general está realizada mayormente con tuberías metálicas y racores de alta seguridad y tiene únicamente las tuberías flexibles imprescindibles (además, con un coeficiente de seguridad mas elevado de lo habitual). Con ello se reduce muchísimo la posibilidad de una de las averías clásicas de toda maquinaria hidráulica: la rotura de flexibles.
  • La bomba peristáltica del aditivo es de mayor capacidad, con lo que puede girar mas lenta (mayor duración de su manguera interior) y su accionamiento y regulación son exclusivamente hidráulicos, en lugar de motor eléctrico y variador de frecuencia de mucha menor fiabilidad).
  • Los componentes eléctricos (que son los mínimos posibles) son siempre elementos normalizados y fácilmente localizables en cualquier mercado.
  • Siempre que ello no conlleve un aumente de coste injustificable, todos los componentes importantes del equipo están sobredimensionados.
  • El circuito hidráulico del brazo es de tipo compensado  y de última tecnología. Permite mayor agilidad y rapidez cuando se ejecutan varios movimientos al mismo tiempo y evita movimientos bruscos indeseables.
  • También se ha considerado muy importante una buena accesibilidad a la mayoría de los elementos y componentes de la máquina. Este es un detalle que, lamentablemente, no se tiene suficientemente en cuenta en la mayoría de equipos y perjudica el mantenimiento y la localización de cualquier incidencia.
  • Como accesorios opcionales, están disponibles el compresor de aire (hay tantos defensores como detractores de tenerlo incorporado), el radiomando (el telemando por cable es de serie) y el engrase automático.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar