Armstrong lanza su segunda gama de techos certificados “Cradle-to-Cradle” nivel Bronce

Se trata de los techos PERLA, con una superficie plana suave, de color mate y textura lisa, los cuales confieren a los espacios una mayor luminosidad y proporcionan a los usuarios un confort acústico óptimo. El año pasado comercializaron ÚLTIMA, la primera gama completa de techos técnicos con certificación “Cradle-to-Cradle” (C2C) en el mundo.

Desde Armstrong pretenden confirmar “su apuesta por la innovación y la eficiencia energética” mediante el lanzamiento de esta nueva gama PERLA.

Así, según han explicado desde la compañía, estos techos tienen una estética resolutivamente moderna en todas sus declinaciones, ofreciendo el mismo acabado visual, cualquiera que sea tipo de espacio o el rendimiento acústico que se quiera lograr. Asimismo, sus cantos han sido diseñados para obtener una mayor durabilidad y un mejor ajuste, con unos bordes totalmente pintados y un nuevo acabado Microlook 90, para una estética mejorada en todos sus sistemas de techos.

Las placas acústicas de esta gama se habrían elaborado con un 64% de material reciclado, siendo reciclables al 100%. Además, tal y como han manifestado, tendrían un excelente rendimiento de control de la calidad del aire en espacios cerrados, el cual estaría avalado por las certificaciones COV A+ e ISO 5, las cuales garantizarían unas emisiones mínimas de compuestos orgánicos volátiles.

Por otro lado, estarían dotadas de una reflexión lumínica de hasta un 86%, lo que permitiría diseñar espacios más luminosos, mejorando así el confort visual de los ocupantes y contribuyendo a alcanzar un mayor ahorro energético.

PERLA se compone de los modelos PERLA, PERLA OP 0.95, PERLA OP 1.00 y PERLA dB:

Por su parte, los techos PERLA proporcionarían un equilibrio acústico óptimo, con una alta absorción del sonido combinada con una muy buena atenuación del ruido. Desde Armstrong creen que se trata de la solución idónea para instalar en salas de reuniones y conferencias, aulas de los centros educativos o salas de espera.

Los techos PERLA OP 0.95 y OP 1.00 ofrecerían una excelente atenuación del sonido, por lo que recomiendan su instalación en espacios abiertos donde resulta fundamental controlar el ruido ambiental, como en las oficinas de plénum abierto, las bibliotecas o las cafeterías.

En último lugar, el modelo PERLA dB otorgaría, también, una excelente atenuación del sonido. Desde la compañía apuntan que sería necesario, sobre todo, en espacios donde la privacidad entre habitaciones es importante, o para atenuar sonidos emitidos o traspasados verticalmente, ya sea en despachos individuales, consultas médicas o habitaciones de pacientes en centros hospitalarios.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar