AEROARMS: el mayor proyecto de drones de uso civil de la UE

AEROARMS: el mayor proyecto de drones de uso civil de la UE

AEROARMS es el único proyecto del programa europeo Horizonte 2020 de la Comisión Europea, en el área de Robótica aérea, coordinado por una entidad de España. En el mismo, con un presupuesto de casi 6 millones de euros, participan cinco países: Alemania, Francia, Italia, Suiza y España. Su gran novedad es el desarrollo de los primeros drones del mundo, con múltiples brazos articulados, destinados a la realización de tareas de inspección y mantenimiento industrial.

El proyecto AEROARMS finalizará en 2019 y está dotado con un presupuesto de más de 5,7 millones de euros.

De este modo, trabajan en él Alemania, Francia, Italia, Suiza y España, a través de la Universidad de Sevilla, la entidad coordinadora del proyecto, el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA-CATEC) y la Universidad Politécnica de Cataluña. Igualmente, en AEROARMS participan los centros de referencia aeroespacial de Alemania, Italia y Francia: el Centro Aeroespacial Alemán, el Centre National de la Recherche Scientifique francés, el Consorcio de Universidades italianas CREATE, así como cuatro empresas de reconocido prestigio, como las alemanas TÜV Nord Systems y Elektra UAS, y las suizas Alstom Inspection Robotics y SENSIMA.

La gran novedad tecnológica de AEROARMS es el desarrollo de los primeros drones del mundo con múltiples brazos articulados para realización de tareas de inspección y mantenimiento industrial, en el sector energético. Estos requieren, actualmente, trabajos en altura de personal que, dependiendo de la aplicación, accede empleando andamios, grúas y cables con anclajes.

Los robots aéreos que se están desarrollando en AEROARMS pueden volar hasta los puntos según un plan de inspección o mantenimiento, y son capaces de realizar tareas de manipulación con los brazos para tomar medidas que requieren contacto, tales como la detección de grietas mediante sensores de ultrasonidos, la instalación de sensores que permitan tomar de forma permanente medidas de la corrosión o detectar fugas en dichas localizaciones inaccesibles, entre otros.

Este proyecto es la continuación de los trabajos realizados en el proyecto ARCAS, con más de 8 millones de presupuesto, el cual también habría sido subvencionado por la Comisión Europea y liderado también por el catedrático de la Universidad de Sevilla, Aníbal Ollero, director del Grupo de Robótica, Visión y Control (GRVC). Así, entre los resultados de este año, destacan el desarrollo de los primeros robots aéreos con brazos robóticos de 6 y 7 articulaciones que son capaces de planificar, percibir y realizar tareas simples de manipulación sin intervención humana.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar